Producción industrial de Brasil se mantiene plana en agosto desde julio

miércoles 2 de octubre de 2013 19:39 GYT
 

Por Asher Levine

SAO PAULO (Reuters) - La producción industrial de Brasil no cumplió con las expectativas en agosto, aunque la producción de bienes de capital avanzó en una señal de que las empresas están recuperando su optimismo sobre el crecimiento económico.

La producción industrial de Brasil se mantuvo sin cambios en agosto respecto a julio, dijo el miércoles el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Se esperaba que la producción subiera un 0,15 por ciento de acuerdo a la mediana de las estimaciones de 22 analistas consultados en un sondeo de Reuters, cuyos pronósticos oscilaron entre un declive de un 0,5 por ciento y un avance del 0,9 por ciento.

El IBGE también revisó las cifras del mes previo para mostrar un declive de un 2,4 por ciento desde julio, desde la baja de 2 por ciento reportada originalmente.

La industria brasileña ha tenido una recuperación tibia en el 2013, con un crecimiento de un 1,6 por ciento en los primeros ocho meses del año en comparación al mismo período en 2012, dijo la agencia de estadísticas.

Sin embargo, el crecimiento ha sido irregular porque las empresas siguen lidiando con impuestos altos, una pobre infraestructura y con elevados costos laborales.

La fortaleza en la actividad de manufactura y construcción ayudó a liderar la expansión económica de Brasil en el segundo trimestre a su ritmo más acelerado en más de tres años, tras las medidas de estímulo impulsadas por el Gobierno.

El incremento de 2,6 por ciento en la producción de bienes de capital de agosto desde julio sugiere que las empresas anticipan un crecimiento económico más sólido, y que invertirán en conformidad a eso.   Continuación...

 
Imagen de archivo de la planta de Toyota en Sorocaba, Brasil, ago 9 2012. La producción industrial de Brasil no cumplió con las expectativas en agosto, aunque la producción de bienes de capital avanzó en una señal de que las empresas están recuperando su optimismo sobre el crecimiento económico. REUTERS/Paulo Whitaker