8 de octubre de 2013 / 17:58 / hace 4 años

Liquidez del BCE no puede reemplazar necesidades de capital de bancos: Weidmann

3 MIN. DE LECTURA

BERLIN (Reuters) - Los gobiernos no deberían acudir al Banco Central Europeo para que los ayude en su tarea de recapitalizar los bancos, ya que la liquidez no es un sustituto del capital bancario, dijo el martes un miembro del consejo de gobierno del BCE.

Los bancos de la zona euro serán sometidos a una intensa inspección de sus libros el próximo año, antes de que el BCE empiece a supervisarlos.

La revisión podría exponer brechas en la base de capital de los prestamistas, que debe ser compensada con la entrada de nuevo capital de los inversionistas o, si eso no es posible, mediante la ayuda estatal.

"Garantizar la solvencia de los bancos no es la tarea del Eurosistema (de bancos centrales)", dijo Weidmann, que también encabeza el banco central de Alemania, el Bundesbank, de acuerdo a un discurso preparado para pronunciar en una conferencia organizada por la aseguradora Allianz.

"El suministro de liquidez de bancos centrales no debería convertirse en sustituto para la potencial necesidad de recapitalización por parte de gobiernos", aseveró.

El BCE ha provisto a los bancos con fondos ilimitados desde la intensificación de la crisis financiera en el 2008, y les entregó más de 1 billón de euros (1,4 billones de dólares) en créditos a tres años en dos tramos a partir de diciembre del 2011.

Muchos analistas esperan que el BCE ofrezca fondos a largo plazo a los bancos antes de que se publique la revisión, y el presidente del organismo, Mario Draghi, ha dicho que los préstamos a largo plazo son una de las opciones que evalúa la entidad.

Weidmann indicó que aunque el BCE ha tenido éxito en evitar una agudización de la crisis, el esfuerzo tuvo ciertos costos.

"De hecho, ha caído en territorio desconocido y peligroso", dijo el funcionario, quien se opuso a los programas de compras de bonos de gobiernos por parte del BCE.

"El BCE debe cuidarse de no convertirse en prisionero de los gobiernos", declaró.

Aunque las fronteras entre la política monetaria y la política fiscal pueden ser borradas fácilmente en tiempos de crisis, mientras más se acerque el banco central a ese territorio habrá más situaciones en que su independencia será cuestionada, comentó Weidmann.

(1 dólar = 0,7368 euros)

Reporte de Alexandra Hudson. Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below