RESUMEN-G-20 presiona a EEUU para actuar rápidamente y evitar incumplimiento de deuda

viernes 11 de octubre de 2013 19:20 GYT
 

Por Anna Yukhananov y Louise Egan

WASHINGTON (Reuters) - Funcionarios de finanzas de las mayores economías del mundo presionaron el viernes a Estados Unidos para evitar una potencialmente devastadora cesación de pagos y prometieron proceder con cautela cuando llegue el momento de normalizar la política monetaria.

Un comunicado emitido al finalizar una reunión de ministros de Finanzas y banqueros centrales aseguraron que Estados Unidos "necesita tomar una acción urgente para abordar las incertidumbres fiscales de corto plazo".

El Gobierno federal estadounidense ha estado parcialmente cerrado desde el 1 de octubre en medio de un estancamiento presupuestario entre los republicanos en el Congreso y la Casa Blanca. Los republicanos también han rehusado elevar el límite de endeudamiento del país de 16,7 billones de dólares.

Funcionarios a nivel mundial han advertido que si el Congreso no logra elevar el techo de la deuda se podrían generar estragos en la economía mundial.

Anton Siluanov, ministro de Hacienda de Rusia -país que preside el G-20 este año-, dijo que la referencia en el comunicado del grupo expresa el "deseo general de una solución rápida al problema".

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y los líderes republicanos avanzaban para finalizar su impasse fiscal el viernes, pero no concordaban sobre los detalles.

Resolver el punto muerto es crucial para una economía mundial que el G-20 dijo está mostrando señales de mejoría, pero aún enfrenta "riesgos a la baja".

Es probable que mantener ese impulso de crecimiento incluso más desafiante mientras los más importantes bancos centrales inician una reducción de sus estímulos monetarios lanzados durante la crisis financiera global del 2007-2009.   Continuación...

 
El ministro de Finanzas de Francia, Pierre Moscovici, en un evento en Besancon, oct 4 2013. Altos funcionarios de finanzas de las mayores economías del mundo se preparaban el viernes para pedir a los legisladores estadounidenses que no retrasen un acuerdo que permita asegurar que el país seguirá pagando sus obligaciones. REUTERS/Benoit Tessier