12 de octubre de 2013 / 0:07 / hace 4 años

ENTREVISTA-España e Irlanda podrían no requerir línea preventiva para salir de rescates

Por Jan Strupczewski

WASHINGTON (Reuters) - La Comisión Europea está discutiendo con España e Irlanda cómo garantizar que ambos salgan sin problemas de sus rescates en los próximos meses, pero ambos países podrían no necesitar acuerdos especiales, dijo el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios Olli Rehn.

El rescate de Irlanda a tres años, concedido por la zona euro y el Fondo Monetario Internacional por 67.500 millones de euros, y las consiguientes condiciones asociadas a presupuestos y políticas, tiene previsto terminar el 7 de diciembre.

El programa de ayuda español, bajo el cual se prestaron 41.000 millones para recapitalizar sus bancos, expira a finales de 2013.

“Estamos manteniendo conversaciones con ambos países además de con el Eurogrupo, para ver cuál es el mejor modo de salir con éxito del programa”, dijo Rehn a Reuters.

El comisario dijo que las reformas que ambos países se han comprometido a implementar a cambio de la ayuda económica estaban encarriladas y que las economías de ambos estaban haciéndose más fuertes.

“El principio de más vale prevenir que lamentarse se impone y estudiaremos cuáles son los mejores modos de asegurar una salida con éxito de los programas”, aseveró Rehn.

Dublín dijo en septiembre que pediría una línea de crédito preventivo de 10.000 millones de euros a la zona euro para aislarse de cualquier sacudida de los mercados cuando expire el rescate, pero el país de momento no ha pedido a Bruselas un programa de este tipo.

“Gracias al giro económico apoyado en los programas, ambos países tienen una oportunidad muy buena de salir con éxito del programa y regresar a una financiación duradera en los mercados”, aseveró Rehn.

“Sigue siendo prematuro ver si existe necesidad de cualquier acuerdo preventivo. Yo lo descartaría, pero, como he dicho, ambos tienen buenas posibilidades de tener éxito incluso sin un acuerdo preventivo”, dijo.

Funcionarios de la Unión Europea esperan que Irlanda suponga el principio del fin de los problemas de deuda de la zona euro si deja atrás sus temores de financiación el próximo año.

Las dudas sobre cómo la economía española funcionará en una era de menos crédito y un mercado de la vivienda más restringido continúa pesando en las perspectivas de sus bancos y su Gobierno.

El FMI dio a Irlanda luz verde el martes para suavizar la austeridad presupuestaria en 2014 y pronosticó una sólida expansión económica del 1,8 por ciento, además de un regreso a un mínimo crecimiento tanto en Italia como en España.

Pero algunos funcionarios en Bruselas han dicho que sería inteligente que España e Irlanda solicitaran una nueva línea de crédito, por si acaso.

Incluso si no la usan, permitiría al Banco Central Europeo incluir a Irlanda y España en su programa de compras de bonos gubernamentales, lo que enviaría una poderosa señal de confianza a los mercados.

Pero una línea de crédito de estas características vendría con condiciones y más supervisión, limitando las opciones en la toma de decisiones en política económica que los gobiernos aceptan sólo como último recurso.

Rehn dijo que era demasiado pronto para abordar un acuerdo para la salida de Portugal de su programa de rescate. El salvavidas financiero de Lisboa acaba a mediados de 2014.

Indicó que las exportaciones portuguesas y la demanda doméstica estaban al alza, pero que el país seguía afrontando muchos retos.

Reporte de Jan Strupczewski; Traducido por Redacción de Madrid. Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below