ESCENARIOS-Argentina se enfrenta a una crisis cambiaria mientras caen sus reservas

jueves 17 de octubre de 2013 15:04 GYT
 

Por Asher Levine

BUENOS AIRES (Reuters) - Argentina se acerca a una crisis cambiaria que podría golpear su economía, a menos que el Gobierno tome decisiones difíciles pero necesarias para incrementar la confianza en la tercera economía de América Latina y frenar la salida de dólares de las reservas internacionales.

Desde el 2003, el Gobierno ha venido abandonando las políticas económicas de mercado y ha adoptado una actitud más populista con generosos subsidios que abarcan desde el transporte público hasta los programas sociales.

Esa estrategia llevó a una aceleración de la inflación, que analistas privados estiman en alrededor del 25 por ciento anual, una de las tasas más altas en el mundo. El Gobierno, que ha sido reprendido por el Fondo Monetario Internacional (FMI) por sus datos macroeconómicos poco precisos, asegura que la inflación es apenas superior al 10 por ciento.

En un intento por controlar los precios, la presidenta Cristina Fernández ha mantenido la tasa de cambio oficial en un nivel artificialmente fuerte, algo que abarata las importaciones pero daña la capacidad de las fábricas locales para competir internacionalmente y reduce los niveles de inversión privada.

Argentina se ha visto forzada a usar las reservas internacionales del Banco Central, que son principalmente generadas por la exportación de granos, debido a las restricciones que tiene para financiar sus importaciones y pagos de deuda con dinero prestado desde el default del 2002.

Las reservas cayeron un 20 por ciento este año a 34.400 millones de dólares, su menor nivel desde principios del 2007.

Si la tendencia continúa, el Gobierno podría quedarse sin suficientes reservas para honrar sus vencimientos de deuda o para costear sus enormes importaciones energéticas, algo que podría llevar a un colapso económico.

El Gobierno de Fernández ha reaccionado limitando el acceso a los dólares, algo que impulsó un mercado paralelo en donde el dólar se vende a casi el doble de la cotización oficial.   Continuación...

 
Un hombre pasa junto a un anuncio que exhibe la tasa de cambio oficial de peso a dólar en una casa de intercambio de divisas en Buenos Aires, oct 16 2013. Argentina se acerca a una crisis cambiaria que podría golpear su economía, a menos que el Gobierno tome decisiones difíciles pero necesarias para incrementar la confianza en la tercera economía de América Latina y frenar la salida de dólares de las reservas internacionales. REUTERS/Enrique Marcarian