Credit Suisse reestructurará operaciones de tasas luego de caída en ingresos

jueves 24 de octubre de 2013 11:32 GYT
 

ZURICH (Reuters) - Credit Suisse dijo el jueves que reducirá sus actividades de intermediación de instrumentos vinculados a tasas de interés, tras una caída en el tercer trimestre de los ingresos y las ganancias en su banca de inversión.

El banco suizo dijo que la ganancia neta total aumentó en el año a 454 millones de francos suizos (509,1 millones de dólares) frente al mismo período del año pasado, donde los cargos vinculados a su propia deuda redujeron el beneficio. La utilidad incumplió las estimaciones de los analistas, que promediaron 705 millones de francos.

Sus ganancias en el negocio de banca de inversión bajaron en casi una quinta parte.

La unidad, que ya está sufriendo de un declive general mientras los clientes evitan la volatilidad de los mercados tras la crisis, fue afectada por una caída en las operaciones de renta fija en el tercer trimestre cuando clientes se alejaron de esos productos hasta que la Fed de Estados Unidos aclaró sus intenciones respecto a su programa de compra de bonos.

"Credit Suisse está reestructurando y simplificando su negocio de tasas con el fin de aumentar la rentabilidad", en un intento por reducir los activos de riesgo en 7.000 millones de dólares y el apalancamiento en 60.000 millones de dólares, dijo el prestamista en un comunicado el jueves.

El banco elevó una meta para reducir el gasto en al menos otros 100 millones de francos para fines del 2015, a más de 4.500 millones de dólares, y dijo que eliminaría más empleos al tiempo que reduce sus actividades de tasas, aunque no ofreció cifras específicas. El banco ha reducido 2.000 puestos de trabajo en los últimos doce meses.

No obstante, el presidente ejecutivo, Brady Dougan, dijo a analistas que Credit Suisse aún planea pagar un dividendo en el 2013 y reservó fondos en el último trimestre para hacerlo. No especificó un ratio de dividendos. El banco pagó en gran parte un dividendo en acciones de 0,75 francos en el 2012 y anunció que volvería a repartirlo cuando cumpliera ratios clave de capital, que ahora alcanzó.

Además de la presión en su atribulada banca de inversiones, nuevas regulaciones han obligado a Credit Suisse a revisar su negocio.

Como resultado de la crisis financiera, el regulador del sector bancario de Suiza actuó más rápida y enérgicamente que los de otros países para insistir que sus grandes prestamistas limiten su dependencia en la financiación de la deuda y eleven su capital, lo que podría protegerlos mejor de las pérdidas.   Continuación...