Fed revela plan de liquidez bancaria que considera más estricto que reglas de Basilea

jueves 24 de octubre de 2013 15:49 GYT
 

Por Douwe Miedema y Emily Stephenson

WASHINGTON (Reuters) - Reguladores estadounidenses revelaron el jueves un plan para que los bancos cuenten con suficientes activos para vender rápidamente en caso de una crisis de crédito, y pidieron a los prestamistas del país que cumplan con los estándares de liquidez dos años antes del plazo fijado para entidades extranjeras.

La propuesta, que pide a los bancos mantener suficientes activos líquidos para cumplir con sus necesidades de efectivo por 30 días, es una clave de las reglas de capital Basilea III acordadas a nivel mundial, que buscan reforzar a los prestamistas luego de la crisis crediticia del 2007 al 2009.

Funcionarios de la Reserva Federal votaron de manera unánime a favor de proponer reglamentos estadounidenses con un menor periodo de transición que los de Basilea, y pidieron estándares más estrictos para la manera en que los bancos calculan sus necesidades de activos líquidos.

"Puesto que las crisis financieras normalmente comienzan con contracciones de liquidez que debilitan más la posición de capital de las firmas vulnerables, es esencial que adoptemos regulaciones de liquidez", dijo el jueves el gobernador de la Fed Daniel Tarullo.

Los reguladores dijeron que las reglas de liquidez garantizarían que en caso de una crisis de crédito los bancos cuenten con suficiente deuda del Gobierno y activos fáciles de vender para afrontar retiros de clientes, garantías posteriores y otras necesidades.

Los bancos con 250.000 millones de dólares o más en activos, como JPMorgan Chase y Goldman Sachs, deben cumplir con todos los requerimientos, mientras que los prestamistas con menos de 50.000 millones de dólares estarían exentos de la normativa.

Los bancos de mediano tamaño cuyo volumen de activos quede entre 50.000 millones y 250.000 millones de dólares estarían sujetos a requerimientos de liquidez menos estrictos.

Personal de la Fed estimó a nivel general una brecha de unos 200.000 millones de dólares en activos líquidos para todas las instituciones como resultado de los nuevos estándares, una suma que los bancos tendrán que cubrir hacia el 2017.   Continuación...