25 de octubre de 2013 / 13:19 / hace 4 años

Hollande dice desempleo francés se estabiliza pese a aumento en septiembre

El presidente de Francia, François Hollande, en una conferencia de prensa en Bruselas, oct 25 2013. El presidente Francois Hollande dijo el viernes que la desocupación en Francia se estaba estabilizando a pesar de un incremento en los pedidos de subsidios por desempleo en septiembre, en momentos en que el Gobierno tiene problemas para revertir la pérdida de puestos de trabajo antes de fin de año. REUTERS/Laurent Dubrule

BRUSELAS (Reuters) - El presidente Francois Hollande dijo el viernes que la desocupación en Francia se estaba estabilizando a pesar de un incremento en los pedidos de subsidios por desempleo en septiembre, en momentos en que el Gobierno tiene problemas para revertir la pérdida de puestos de trabajo antes de fin de año.

Los pedidos de subsidios por desempleo aumentaron el mes pasado a su máximo margen desde las profundidades de la crisis financiera a comienzos del 2009, y alcanzaron un nuevo récord que complica las posibilidad de Hollande de cumplir la promesa de revertir este año el alza en la desocupación.

El mandatario dijo que los datos, que los funcionarios atribuyeron fundamentalmente a la inclusión de algunos desempleados omitidos en las estadísticas de agosto debido a un inconveniente técnico, ocultaban una desaceleración en el número de personas que se registran como nuevos desocupados.

“Hay una clara desaceleración comparado con lo que hemos estado viendo por años, cuando el desempleo subía en 30.000 o 40.000 (pedidos de subsidios) anualmente”, dijo Hollande en una conferencia de prensa en Bruselas, donde se encuentra participando de una cumbre de la Unión Europea (UE).

Sin el inconveniente que distorsionó las cifras mensuales, los datos habrían arrojado que los pedidos de subsidios por desempleo aumentaron en 5.000 en agosto y en septiembre, es decir un total de 10.000, lo que representa menos pérdidas de puestos de trabajo comparado con la tendencia, agregó Hollande.

El presidente francés ha apostado gran parte de sus credenciales económicas a lograr detener el creciente desempleo este año. La mayoría de los economistas considera que esto es improbable, aunque el Gobierno confía en poder apelar a esquemas de empleos con subsidio estatal para estimular la contratación.

En una señal de que los problemas continúan, la fábrica de la automotriz Peugeot Aulnay-sous Bois cerca de París, que cerrará este año como parte de los planes de reducción de 10.000 puestos de trabajo en todo Francia, produjo el viernes por la mañana su último coche antes del cierre.

Con la desocupación firme en el 11 por ciento, el primer ministro Jean-Marc Ayrault dijo al diario Ouest France que el Gobierno no prevé abandonar su objetivo para fin de año.

Reporte de Julien Ponthus; Escrito por Nick Vinocur; Editado en español por Ana Laura Mitidieri

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below