RESUMEN-Pedidos bienes duraderos, confianza consumidor EEUU sugieren que política afecta a economía

viernes 25 de octubre de 2013 12:19 GYT
 

Por Jason Lange

WASHINGTON (Reuters) - Los pedidos de una amplia gama de bienes de capital fabricados en Estados Unidos se desplomaron en septiembre y la confianza del consumidor se debilitó agudamente en octubre, señales de que una batalla presupuestaria en Washington han pesado sobre la economía.

Los nuevos pedidos de bienes de capital no militares, excluyendo a las aeronaves, un indicador de los planes de gastos de las empresas, cayeron un 1,1 por ciento durante el mes pasado, dijo el viernes el Departamento de Comercio.

Eso podría ser una señal de que las empresas contuvieron gastos mientras se acaloraba el debate fiscal en Washington.

Un incremento de los volátiles pedidos de aeronaves ayudó a impulsar los pedidos totales de bienes duraderos manufacturados un 3,7 por ciento en el mes, más de lo esperado.

Sin embargo, excluyendo al equipamiento de transportes, los pedidos de bienes duraderos -que incluyen desde tostadoras a tanques de guerra- cayeron un 0,1 por ciento.

La cifra sugiere que las empresas habrían reducido planes de inversión debido a que una disputa política en Washington amenazaba con llevar al Gobierno a una cesación de pagos, aunque las firmas también podrían estar recortando esos planes por dudas más generales sobre la fortaleza de la economía.

"Estamos viendo una situación en que las empresas se estaban preparando para el caos en Washington, que de hecho ocurrió", afirmó Joel Naroff, presidente de Naroff Economics Advisors en Holland, Pensilvania.

La disputa fue resuelta finalmente en octubre, aunque no antes de que una paralización parcial del Gobierno dejó a miles de personas sin trabajo durante semanas y provocó también un retraso en la divulgación de una serie de datos económicos.   Continuación...

 
Una mujer revisando refrigeradores en una tienda en Nueva York, jul 28 2010. Los pedidos de una amplia gama de bienes de capital fabricados en Estados Unidos se desplomaron en septiembre y la confianza del consumidor se debilitó agudamente en octubre, señales de que una batalla presupuestaria en Washington han pesado sobre la economía. REUTERS/Shannon Stapleton