28 de octubre de 2013 / 10:03 / hace 4 años

Bolsas de Asia rebotan siguiendo dirección de Wall Street, yen se debilita

3 MIN. DE LECTURA

Por Ian Chua

SIDNEY (Reuters) - Las bolsas de Asia subían el lunes con Australia escalando a un máximo en cinco años después de que un cierre récord en Wall Street ayudó a contrarrestar las preocupaciones sobre el racionamiento del crédito en China, mientras que los inversores rehuyeron en gran parte del yen.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas subió un 0,8 por ciento, recuperando parte de la pérdida de un 1,1 por ciento registrada la semana pasada -la mayor en dos meses- impulsada por el temor a que China podría ajustar su política monetaria para mantener los precios bajo control.

En Japón, el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio ganó un 2,2 por ciento, borrando la mayor parte de la caída de 2,7 por ciento del viernes, mientras que las acciones australianas sumaron un 1,0 por ciento para cerrar en un máximo de cinco años.

El índice Hang Seng de Hong Kong se quedó a la zaga, añadiendo un modesto 0,6 por ciento, y las acciones de China continental cotizaban planas, enfatizando las preocupaciones sobre los intentos de China de enfriar la inflación al consumidor y los precios inmobiliarios fuera de control.

"El enfoque de esta semana será las ganancias, las tasas del mercado de dinero en China y el PMI al final de la semana", dijo Jackson Wong, vicepresidente de ventas de acciones de Tanrich Securities.

"Los flujos son bastante lento hoy y los inversores probablemente se quedarán en pausa durante el resto de esta semana con tanta incertidumbre política de China en este momento", agregó.

La semana pasada, las tasas monetarias de China se dispararon a su nivel más alto desde la crisis de liquidez de junio. Las tasas retrocedían levemente el lunes.

Varios mercados en Asia estaban cerrados el lunes por festivos, incluyendo Nueva Zelanda y Filipinas.

Con el apetito de riesgo en vías de recuperación, por ahora, la demanda por el yen como refugio seguro se desvaneció. Esto llevó al dólar australiano a subir un 0,7 por ciento a 93,77 yenes y tanto el euro como el dólar ganaban un 0,2 por ciento a 134,76 y 97,65 unidades, respectivamente.

Contra el dólar, el euro se mantenía estable en 1,3802 dólares.

El dólar ha estado bajo gran presión en las últimas semanas por las expectativas cada vez mayores de que la Reserva Federal de Estados Unidos mantendrá su programa de estímulo masivo hasta el próximo año.

En contraste con la renta variable, las materias primas se debilitaban con el cobre bajando un 0,2 por ciento, a 7.174 dólares la tonelada, mientras que el petróleo estadounidense caía un 0,2 por ciento a 97,64 dólares el barril.

El oro al contado se debilitaba a 1.350 dólares la onza, pero no muy lejos del máximo en cinco semanas de 1.355,20 dólares que tocó el viernes.

Reporte adicional de Tan Clemente en Hong Kong. Editado en español por Carlos Aliaga

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below