RESUMEN-Datos de producción y vivienda sugieren que economía EEUU podría estar perdiendo impulso

lunes 28 de octubre de 2013 14:32 GYT
 

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - La producción manufacturera de Estados Unidos apenas subió en septiembre y los contratos para comprar casas usadas registraron su mayor caída en casi tres años y medio, en una nueva serie de señales que apuntan a que el impulso de la economía del país se habría moderado hacia fines del tercer trimestre.

Los reportes del lunes mostraron que la actividad económica no estaba en buen pie incluso antes de la paralización parcial de 16 días del Gobierno federal de Estados Unidos, a inicios de octubre, que se espera tenga también un impacto sobre el crecimiento del cuarto trimestre.

"La economía parece estar perdiendo fuerza debido a que mayores tasas hipotecarias han golpeado al mercado inmobiliario y una política destructiva del Gobierno probablemente azotará al resto de la economía", comentó Joel Naroff, economista de Naroff Economic Advisers en Holland, Pensilvania.

La producción manufacturera avanzó un 0,1 por ciento el mes pasado tras subir un 0,5 por ciento en agosto, dijo la Reserva Federal.

La producción de las fábricas fue contenida por una caída de un 0,5 por ciento en el segmento de computadores y bienes electrónicos. La producción de electrodomésticos también bajó.

Aunque la producción de automóviles aumentó un 2,0 por ciento, fue una fuerte desaceleración en comparación al alza del 5,2 por ciento de agosto.

En forma separada, la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por su sigla en inglés) informó que su índice de ventas pendientes de casas, basado en contratos firmados el mes pasado, se hundió un 5,6 por ciento, a su menor nivel desde diciembre.

El declive también fue el más pronunciado desde mayo del 2010.   Continuación...

 
Unas casas vendidas en Oceanside, EEUU, ago 20 2013. La producción manufacturera de Estados Unidos apenas subió en septiembre y los contratos para comprar casas usadas registraron su mayor caída en casi tres años y medio, en una nueva serie de señales que apuntan a que el impulso de la economía del país se habría moderado hacia fines del tercer trimestre. REUTERS/Mike Blake