RESUMEN- Indicador de gasto del consumidor EEUU sube en sep, inflación mayorista contenida

martes 29 de octubre de 2013 12:07 GYT
 

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - Un indicador del gasto del consumidor en Estados Unidos subió en septiembre debido posiblemente a las compras del nuevo iPhone de Apple y otros bienes domésticos, aunque una caída en las ventas de automóviles apuntaba a un crecimiento económico lento durante el tercer trimestre.

Pese a las señales de fortaleza, el gasto podría debilitarse, pues otros datos del martes mostraron que la confianza del consumidor cayó con fuerza en octubre.

La confianza fue golpeada por una paralización parcial del Gobierno federal de 16 días a comienzos de este mes, que los economistas esperan que afecte al crecimiento en el cuarto trimestre.

Las ventas minoristas, excluyendo automóviles, gasolina y material de construcción, aumentaron un 0,5 por ciento el mes pasado, tras subir un 0,2 por ciento en agosto, mostraron cifras del Departamento de Comercio.

Las llamadas ventas minoristas subyacentes se corresponden más estrechamente con el componente del gasto del consumidor del Producto Interno Bruto. Economistas consultados por Reuters estimaban que las ventas minoristas aumentarían un 0,4 por ciento en septiembre.

"Este reporte apunta a una resistencia continua en la actividad del gasto del consumidor de Estados Unidos", afirmó Millan Mulraine, economista de TD Securities en Nueva York.

"Sin embargo, dado el efecto de la paralización del Gobierno en la confianza y la prolongada lucha por el techo del endeudamiento este mes, esa resistencia será probada", agregó.

En un informe separado, el grupo de la industria The Conference Board dijo que su índice de actitudes del consumidor cayó a 71,2 en octubre, menos a lo esperado, desde 80,2 en septiembre.   Continuación...

 
Un hombre se calza unas zapatillas Nike en una tienda de la firma en Santa Monica, EEUU, sep 25 2013. Un indicador del gasto del consumidor en Estados Unidos subió en septiembre debido posiblemente a las compras del nuevo iPhone de Apple y otros bienes domésticos, aunque una caída en las ventas de automóviles apuntaba a un crecimiento económico lento durante el tercer trimestre. REUTERS/Lucy Nicholson