Fed mantiene fuerte estímulo mientras economía EEUU tambalea

miércoles 30 de octubre de 2013 16:31 GYT
 

Por Alister Bull y Pedro da Costa

WASHINGTON (Reuters) - La Reserva Federal de Estados Unidos extendió el miércoles su apoyo a la desacelerada economía de Estados Unidos y se mostró menos optimista en torno al crecimiento, al señalar que por el momento seguirá comprando 85.000 millones de dólares mensuales en bonos.

Al anunciar una decisión ampliamente esperada, los funcionarios de la Fed reconocieron que existe un panorama de débil crecimiento debido, en parte, a la disputa fiscal en Washington que provocó el cierre parcial del Gobierno durante 16 días a inicios de este mes.

La Fed indicó que la recuperación del sector vivienda había perdido parte de su impulso y sugirió cierta frustración sobre la lentitud en que mejoraba el mercado laboral.

Sin embargo, retiró de su comunicado una referencia que expresaba preocupación sobre un alza en los costos del endeudamiento, sugiriendo una mayor comodidad con el actual nivel de las tasas de interés.

"Datos disponibles sugieren que el gasto de las familias y la inversión fija de las empresas avanzó, mientras la recuperación en el sector inmobiliario se desaceleró un poco en los últimos meses", dijo el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Fed en su comunicado al concluir dos días de reuniones.

"La política fiscal está frenando el crecimiento económico", agregó.

El comunicado de la Fed difiere solo levemente frente a la evaluación realizada tras su reunión de septiembre, y la reacción en los mercados financieros fue relativamente tenue.

Las acciones en Wall Street cayeron levemente, mientras que el dólar avanzó contra el euro y el yen. Los precios de los bonos del Tesoro cambiaron de tendencia para pasar a pérdidas, mientras que sus rendimientos avanzaron.   Continuación...

 
El edificio de la Reserva Federal de Estados Unidos en Washington, jul 31 2013. La Reserva Federal de Estados Unidos mantendría su programa de compras de bonos cuando concluya una reunión de dos días el miércoles, y podría hacer referencia a lecturas débiles de la economía estadounidense para señalar que la política será extendida al 2014. REUTERS/Jonathan Ernst