30 de octubre de 2013 / 18:55 / hace 4 años

Irak se beneficia de creciente predominio de China en su industria petrolera

4 MIN. DE LECTURA

Por Peg Mackey y Ahmed Rasheed

BAGDAD (Reuters) - Desde los gigantes yacimientos petroleros en el sur hasta el dinámico bastión energético de Basora, China está llevando a cabo perforaciones cada vez más profundas en Irak.

Impulsado por una insaciable sed de petróleo, Pekín se aseguró una formidable posición en el preciado sector energético de Irak a través de subastas realizadas hace cuatro años. El gigante asiático ahora busca adquirir 850.000 barriles por día (bpd) de petróleo iraquí, un 30 por ciento de las exportaciones estimadas en el 2014.

Su papel predominante en los yacimientos petroleros iraquíes entraba en conflicto con Bagdad al principio.

Esto cambió cuando China elevó rápidamente la producción en Irak, ayudando al país islámico a convertirse en el segundo productor de petróleo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), detrás de Arabia Saudita, luego de empezar de cero tras las interrupciones por la invasión liderada por Estados Unidos en el 2003.

"Los chinos son nuestros socios comerciales en el manejo y desarrollo de los yacimientos petroleros que son totalmente iraquíes. Así que no veo ningún problema de predominio o amenazas", dijo Thamir Ghadhban, presidente de la comisión de asesoría del Consejo de Ministros de Irak.

"Es todo lo contrario. Creo que los chinos consideran a Irak como su socio predilecto", agregó.

Y está contemplada una mayor expansión.

La anticipada compra de Petrochina de un 25 por ciento de participación en el yacimiento petrolero West Qurna-1 operado por Exxon Mobil permitirá a la mayor firma energética de China superar a la rusa Lukoil como el mayor inversor extranjero en la industria petrolera iraquí.

"La fuerte posición de China significa que el ministerio del Petroleo tiene menos recelos si las compañías de Occidente se retiran debido a que se cree que son más fácilmente sustituibles", dijo un analista iraquí.

PetroChina ya es socia de BP en el campo Rumaila, el mayor productor de Irak, y opera los yacimientos Halfaya y al-Ahdab. Fue la primera compañía extranjera en firmar un acuerdo de servicios petroleros en Irak luego de que fuerzas lideradas por Estados Unidos derrocaron a Saddam Hussein.

Las grandes inversiones y la flexibilidad corporativa en medio de la creciente violencia en Irak permiten a las compañías de China ofrecer el rápido incremento en la producción que muchas empresas en Occidente no pueden.

Bagdad ha resultado particularmente impactado por el desempeño de PetroChina en Halfaya en la provincia de Maysan, en el sur del país.

Junto con sus socios Total y Petronas, PetroChina ha elevado los flujos en el yacimiento, que estaban casi sin explotar, por encima de 100.000 bpd y se espera que la producción alcance los 200.000 bpd en septiembre del próximo año.

Otras compañías chinas como Sinopec y China National Offshore Oil Corp (CNOOC) también están operando en el país, dando a Pekín acceso a todo el sector petrolero de Irak- desde la región autónoma del Kurdistán en el norte hasta el yacimiento Maysan en el sur.

Reporte adicional de Aref Mohammed en Basora; Traducido por Maria Cecilia Mora

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below