BOJ presenta desavenencias en estimación meta de inflación, mantiene política monetaria

jueves 31 de octubre de 2013 10:56 GYT
 

Por Leika Kihara

TOKIO (Reuters) - El gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, enfrentó la mayor desavenencia desde que se embarcó en abril en su agresiva campaña de estímulos, ya que tres miembros de la junta de la entidad se mostraron disconformes con la visión optimista del banco de lograr una meta de inflación del 2 por ciento.

En un informe semestral sobre perspectivas económicas publicado el jueves, el BOJ revisó al alza su pronóstico de crecimiento económico para el próximo año fiscal y proyectó que Japón realizará progresos constantes hacia el cumplimiento de una meta de inflación del 2 por ciento en dos años.

Sin embargo, dos de los nueve miembros de la junta directiva del banco -Takahide Kiuchi y Takehiro Sato- volvieron a expresar un desacuerdo hecho público en abril respecto al plazo de dos años para alcanzar el objetivo inflacionario.

Esto va en línea con las visiones de gran parte del mercado de que Japón necesitará mucho más tiempo para cumplir esta meta.

Otro miembro de la junta, el ex economista del Fondo Monetario Internacional Sayuri Shirai, se unió a los disidentes al pedir un mayor énfasis en la disminución de los riesgos de las perspectivas económicas, lo que subraya la grieta que existe entre los optimistas y los que prefieren actuar con mayor cautela.

Si bien este desacuerdo posiblemente no lleve a un cambio inmediato en la actual política del Banco de Japón, los pesimistas podrían estar más interesados ​​en ampliar el estímulo monetario si la economía se enfrenta a problemas, según algunos analistas.

"No creo que el desacuerdo se extienda porque el crecimiento y la inflación probablemente se mantendrán en los próximos seis meses", dijo Hiroshi Shiraishi, economista de BNP Paribas Securities.

"Pero quedará claro a partir del segundo semestre del próximo año que los precios al consumidor tienen expectativas inalcanzables. Shirai podría ser uno de los primeros en pedir una mayor alivio monetario", agregó.   Continuación...

 
El gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, en una conferencia en la sede del organismo en Tokio, oct 31 2013. El gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, enfrentó la mayor desavenencia desde que se embarcó en abril en su agresiva campaña de estímulos, ya que tres miembros de la junta de la entidad se mostraron disconformes con la visión optimista del banco de lograr una meta de inflación del 2 por ciento. REUTERS/Yuya Shino