Asmussen del BCE dice fondo de estabilidad debería ser último recurso para los bancos

lunes 4 de noviembre de 2013 09:05 GYT
 

BERLIN (Reuters) - El fondo de estabilización de Europa sólo debería usarse como una medida de último recurso para ayudar a los bancos a reforzar sus hojas de balance, dijo el lunes Joerg Asmussen, miembro del Consejo Ejecutivo del Banco Central Europeo.

La responsabilidad debería recaer primero sobre el mercado y sobre los dueños de los bancos y posteriormente podría hacerse uso de los fondos de rescate bancario estatales o regionales, dijo Asmussen en entrevista con la organización conjunta de radiodifusoras públicas regionales de Alemania ARD.

"En la opinión del BCE, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que tiene a su disposición, es el último puerto de recurso", dijo Asmussen, agregando que era importante aclarar cómo se reforzarán las hojas de balance antes de que se publiquen los resultados de las pruebas de solvencia a los prestamistas.

El BCE se comprometió mes pasado a someter a los principales bancos de la zona euro a rigurosas pruebas financieras en 2014, apostando su credibilidad en una revisión con la que busca aumentar la confianza del sector.

El banco central quiere descubrir los riesgos ocultos en las hojas de balance antes de asumir labores de supervisión como parte de una unión bancaria diseñada para evitar una repetición de la crisis de deuda de la zona euro.

Para completar el despliegue de la unión bancaria europea, Asmussen ha instado a que se funde un mecanismo de resolución común a través de un impuesto sobre los bancos. Entretanto, el MEDE debería proveer respaldo.

Los conservadores de la canciller alemana Angela Merkel, que ganaron en las elecciones federales de septiembre, están de acuerdo con que el MEDE provea un respaldo para recapitalizar a los bancos. Sin embargo los socialdemócratas (SPD), con quienes están negociando para formar un Gobierno de mayoría, han rechazado la idea.

Herbert Reul, negociador jefe de los conservadores de Merkel en política europea, dijo el lunes que el tema aún era un factor de conflicto entre los potenciales socios de coalición, según declaraciones citadas por un diario alemán.

"En la segunda ronda de negociaciones tenemos unos cuantos grandes escollos aguardándonos. Será más incómodo que la primera reunión", dijo Reul, en entrevista con el diario alemán Handelsblatt.

(Reporte de Kerstin Doerr; Escrito por Sarah Marsh, editado en español por Gabriela Donoso)