UBS y Credit Suisse, afectados por amenaza de normas de capital más estrictas

lunes 4 de noviembre de 2013 12:24 GYT
 

Por Silke Koltrowitz y Oliver Hirt y Laura Noonan

ZURICH/LONDRES (Reuters) - UBS y Credit Suisse tendrían que mantener mucho más capital que sus rivales internacionales si los legisladores suizos siguen adelante con propuestas para imponer normas aun más duras de control al endeudamiento en los bancos del país.

La potencial medida es otro intento de los legisladores de obligar a los prestamistas suizos a ir más allá de los estándares globales aplicados para evitar que se repita la crisis financiera de 2008, con un enfoque de hiperregulación.

Funcionarios en Gran Bretaña, Estados Unidos y Holanda también están presionando a sus bancos a cumplir estándares que superan las normas internacionales.

Analistas y banqueros advirtieron el lunes que si los mayores bancos suizos tenían que cumplir con un ratio de apalancamiento más alto podrían verse obligados a reducir sus actividades en mercados importantes, como el de las operaciones en bonos, lo que los dejaría en una desventaja competitiva.

La ministra de Finanzas de Suiza, Eveline Widmer-Schlumpf, dijo que los bancos suizos deberían sujetarse a un ratio de apalancamiento de entre un 6 y un 10 por ciento, según fue citada por un medio el domingo.

La proporción se compara con el 3 por ciento impuesto a los bancos globales bajo normas que entrarán en vigor en 2018.

La propuesta implicaría que sus bancos mantengan un rango de entre 6 y 10 francos en capital por cada 100 francos de activos que mantengan, contra los 3 francos exigidos si Suiza se pliega a las regulaciones de Basilea III.

El regulador suizo ya demanda que los bancos del país mantengan 4,3 francos de capital al 2019 -sobre el estándar global.   Continuación...

 
El logo del banco suizo UBS en una de sus sucursales en Zúrich, oct 29 2013. UBS y Credit Suisse tendrían que mantener mucho más capital que sus rivales internacionales si los legisladores suizos siguen adelante con propuestas para imponer normas aun más duras de control al endeudamiento en los bancos del país. REUTERS/Arnd Wiegmann