Credit Suisse recomienda deuda corto plazo de venezolana PDVSA y reducir bono al 2022

lunes 4 de noviembre de 2013 19:29 GYT
 

Por Daniel Bases

NUEVA YORK (Reuters) - Los inversores que quieren obtener un mayor rendimiento de la deuda emitida por la petrolera estatal venezolana PDVSA deberían comprar bonos con vencimiento en 2014 y reducir la exposición a los que maduran en 2022, dijo el lunes Credit Suisse.

El diferencial de rendimiento de la deuda gubernamental venezolana, frente a deuda comparable, se ha ampliado bruscamente en los últimos tres años y medio, aunque se ha estabilizado desde sus peores niveles del primer trimestre de 2013, según cifras de JPMorgan.

Un diferencial mayor sugiere un riesgo mayor de la deuda soberana y cuasi soberana.

El petróleo es la principal fuente de ingresos del Gobierno de Venezuela, que es un miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

A pesar de la enorme riqueza petrolera de Venezuela, la inflación está en una tasa anualizada del 50 por ciento. Los controles cambiarios, que comenzaron en 2003, establecen un cambio de 6,3 bolívares por dólar, pero se estima que en el mercado negro el precio del dólar es siete veces mayor.

Credit Suisse escribió a sus clientes que comprar los papeles en dólares en PDVSA con vencimiento en 2014 "presenta una oportunidad de tener bonos baratos en la parte corta de la curva" de rendimientos.

La inversión en este plazo disminuye además la exposición al "riesgo de emisiones en la parte media de la curva", escribió el banco, que mencionó sus expectativas de colocaciones combinadas del sector gubernamental de 5.000 millones de dólares.

"Sobre la base del perfil de vencimiento actual y el calendario electoral, parece que la posible oferta podría estar en el área de 10 años", escribió la firma, que añadió que ve poco riesgo de incumplimiento en el corto plazo pese al deterioro de la confianza de los inversores en Venezuela.   Continuación...