Primer ministro de China advierte contra relajamiento monetario

martes 5 de noviembre de 2013 11:20 GYT
 

PEKIN (Reuters) - China necesita un crecimiento económico de un 7,2 por ciento para garantizar un mercado laboral estable, dijo el primer ministro Li Keqiang, quien advirtió en contra de relajar aún más políticas monetarias ya expansivas.

Li dijo que los cálculos muestran que la economía de China debe crecer un 7,2 por ciento anual para crear 10 millones de puestos de trabajo al año, en una de las pocas ocasiones en las que un funcionario de alto rango ha hablado de un nivel mínimo de crecimiento para apoyar el empleo.

Con eso se pondría un límite a la tasa de desempleo urbano en torno al 4 por ciento, sostuvo.

"Queremos estabilizar el crecimiento económico porque esencialmente necesitamos garantizar el empleo", dijo Li, según citas publicadas el lunes por el Diario de los Trabajadores.

Los comentarios los hizo en una reunión sindical hace dos semanas, pero sólo fueron publicados íntegramente esta semana, a sólo unos días de un pleno del Partido Comunista.

Si bien las autoridades están pendientes del crecimiento, Li advirtió sobre la laxa oferta de crédito, que dijo que había superado los 100 billones de yuanes (16,4 billones de dólares) en la segunda mayor economía del mundo.

"Nuestra excepcional oferta monetaria M2 a finales de marzo superó los 100 billones de yuanes y eso ya es el doble del tamaño de nuestro Producto Interno Bruto (PIB)", dijo Li.

"En otras palabras, ya hay una gran cantidad de dinero disponible e imprimir más dinero puede conducir a inflación", agregó.

Sus comentarios reafirman una postura firme del Gobierno contra la inflación y no apuntan a ningún cambio en el sesgo de política, dijo Wang Tao, economista de UBS.   Continuación...

 
El primer ministro chino, Li Keqiang, en una ceremonia en el Gran Salón del Pueblo en Pekín, nov 1 2013. China necesita un crecimiento económico de un 7,2 por ciento para garantizar un mercado laboral estable, dijo el primer ministro Li Keqiang, quien advirtió en contra de relajar aún más políticas monetarias ya expansivas. REUTERS/Jason Lee