7 de noviembre de 2013 / 0:27 / hace 4 años

Índice de pobreza EEUU sigue alto pese a ayuda del Gobierno

3 MIN. DE LECTURA

WASHINGTON (Reuters) - La cantidad de pobres en Estados Unidos se mantuvo cerca de 50 millones de personas el año pasado aunque los programas gubernamentales parecen haber minimizado el impacto, especialmente en niños y adultos mayores, según datos federales divulgados el miércoles.

Utilizando una medición alternativa al cálculo de pobreza del Gobierno, la Oficina de Censos dijo que la cifra casi no tenía cambios respecto al año anterior, con la tasa de pobreza total estancada en un 16 por ciento.

Sin embargo, sin los beneficios tributarios, pagos de seguridad social y otros beneficios, sería un golpe mucho mayor para los más pobres, los niños y los ancianos, arrojaron los datos.

El reporte complementa el dato de pobreza oficial del país publicado en septiembre, también por la Oficina de Censos, que encontró que más de 47 millones de personas vivían en la pobreza en el 2012, o alrededor de un 15 por ciento de la población, casi lo mismo que en el 2011.

La estimación oficial sólo utiliza los ingresos para medir la pobreza, mientras que la medición alternativa también toma en cuenta varios gastos y diferencias regionales en el costo de vida, además del apoyo al que se podría acceder desde los programas gubernamentales.

Algunos expertos dicen que la medición entrega una imagen más clara de la cantidad de personas empobrecidas en Estados Unidos.

"Millones de personas más habrían sido pobres en el 2012 sin la presencia de nuestros programas, que proporcionan una red de seguridad", dijo el experto en políticas públicas y pobreza Sheldon Danziger, quien dirige el centro de investigación de ciencias sociales Russell Sage Foundation.

Los hallazgos destacan las presiones continuas que sufre el país mientras busca recobrarse tras la recesión del periodo 2007-2009.

También refleja el debate sobre lo que significa ser pobre en una de las economías más ricas del mundo, mientras los legisladores sopesan los costos de los programas gubernamentales destinados a los estadounidenses de menores ingresos.

Los pagos de la Seguridad Social a los ciudadanos más ancianos y a los discapacitados jugaron un papel importante. Sin ellos, la tasa general alternativa de pobreza hubiera sido del 25 por ciento, no del 16 por ciento, señaló la Oficina de Censos.

Los datos mostraron que unos 6,4 millones de personas de 65 años o más son pobres. Sin Seguridad Social, casi 24 millones de ancianos estarían viviendo en la pobreza.

Reporte de Susan Heavey; traducido por Nadia López, editado por Hernán García

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below