RESUMEN- EEUU registra crecimiento de 2,8 pct en lectura avanzada de PIB 3er trim

jueves 7 de noviembre de 2013 11:45 GYT
 

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - La economía de Estados Unidos creció a un ritmo más veloz de lo esperado en el tercer trimestre debido a que las empresas reabastecieron sus almacenes, pero una desaceleración en el gasto del consumidor y en la inversión empresarial apuntaba a una debilidad subyacente.

El Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos se expandió a una tasa anual del 2,8 por ciento en el tercer trimestre, su mayor crecimiento desde el período de julio a septiembre del 2012, dijo el jueves el Departamento de Comercio.

La lectura representó una aceleración respecto al avance del 2,5 por ciento en el PIB del segundo trimestre y superó las expectativas de los economistas de un crecimiento del 2 por ciento.

Los detalles de la primera estimación del PIB del tercer trimestre fueron en general débiles, con una contribución de los inventarios de 0,83 puntos porcentuales al crecimiento del producto interno bruto.

Excluyendo inventarios, la economía creció a una tasa de un 2,0 por ciento tras expandirse a un ritmo del 2,1 por ciento.

El gasto del consumidor y de las empresas se desaceleró con fuerza, lo que dio al reporte un tono débil y validó la decisión de la Reserva Federal de mantener sin cambios su programa de compras de bonos por 85.000 millones de dólares mensuales.

Con las perspectivas de crecimiento no tan buenas, no se prevé una reducción de las compras este año. Esos estímulos apuntan a mantener bajas las tasas de interés.

El gasto del consumidor, que responde por más de dos tercios de la actividad económica en Estados Unidos, se expandió a una tasa del 1,5 por ciento, la más lenta desde el segundo trimestre del 2011.   Continuación...

 
Unas cajas almacenadas y listas para su despacho en la planta de manufacturas de Whirpool en Cleveland, EEUU, ago 21 2013. La economía de Estados Unidos creció a un ritmo más veloz de lo esperado en el tercer trimestre debido a que las empresas reabastecieron sus almacenes, pero una desaceleración en el gasto del consumidor y en la inversión empresarial apuntaba a una debilidad subyacente. REUTERS/Chris Berry