13 de noviembre de 2013 / 10:03 / en 4 años

Ganancias de E.ON y GDF-Suez, afectadas por crisis energética en Europa

Por Geert De Clercq y Christoph Steitz

PARIS/FRANCFORT (Reuters) - E.ON y GDF Suez, dos importantes empresas europeas de servicios públicos, reportaron bajas en sus ganancias el miércoles por las que responsabilizaron en parte a políticas energéticas de los Gobiernos y la Unión Europea.

Ambas compañías dijeron que reforzarían la inversión en los mercados emergentes con alto crecimiento y regulación estable para intentar contrarrestar la desaceleración del mercado en el oeste de Europa, donde las economías están luchando por salir de la recesión.

E.ON, la mayor empresa eléctrica de Alemania, redujo su proyección de utilidades para todo el año a un rango de entre 9.200 y 9.300 millones de euros (entre 12.400 y 12.500 millones de dólares), en comparación con un rango anterior de 9.200 a 9.800 millones de euros, luego de que su ganancia estructural a nueve meses cediera en una quinta parte.

En tanto, la francesa GDF Suez, la segunda compañía de servicios públicos más grande de Europa por valor de mercado detrás de EDF, reportó una caída de un 6,5 por ciento en sus ganancias a nueve meses y dijo que amortizaría activos de energía en Europa.

Las acciones de E.ON caían un 0,7 por ciento, mientras que las de GDF cedían un 2 por ciento. Un operador atribuyó el descenso a la falta de un panorama claro para el próximo año. Los volúmenes transados eran débiles en los papeles de ambas compañías.

La decreciente demanda y el exceso de capacidad han debilitado los precios mayoristas de la energía y han llevado a las empresas de servicios públicos en Europa a una crisis sin precedentes.

Ambas compañías reclaman por el auge de las energías subsidiadas solar y eólica que, sostienen, generan un exceso de capacidad y sacan del mercado a las plantas térmicas tradicionales.

"Nuestro negocio sigue sufriendo de la turbulencia en el mercado energético, que resulta en parte de las políticas intervencionistas de los Gobiernos", dijo el presidente ejecutivo de E.ON, Johannes Teyssen, en una carta a los accionistas.

El gas de esquisto en Estados Unidos, de muy bajo costo, ha alentado exportaciones de carbón desde ese país a Europa, forzando a empresas de servicios públicos como GDF y E.ON a cerrar o dejar inactivas las operaciones de decenas de modernas turbinas a gas cuya operación es más cara.

E.ON ha cerrado o suspendido casi 7 gigavatios (GW) de capacidad en las plantas -el equivalente a siete plantas nucleares- mientras que GDF Suez ha cerrado 2 GW en el tercer trimestre y puesto en revisión otros 5 a 7 GW.

La compañía dijo que generó un 7 por ciento menos de electricidad en sus instalaciones en la Unión Europea en los primeros nueve meses del año, sugiriendo que necesitaría menores permisos de emisión de gases de carbono este año. Las operaciones de la UE generaron 133,5 teravatios-hora (TWh) de electricidad entre enero y septiembre, frente a 143,7 TWh el año pasado.

La crisis también ha afectado a compañías rivales, en particular a las alemanas RWE y EnBW, debido a la decisión de Alemania de abandonar definitivamente el uso de energía nuclear para el 2022.

(1 dólar = 0,7442 euros)

Reporte adicional de Benjamin Mallet. Traducido por Maria Cecilia Mora, editado por Gabriela Donoso

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below