Chile está preparado para retiro estímulos economía mundial: jefe Banco Central

jueves 14 de noviembre de 2013 09:44 GYT
 

SANTIAGO (Reuters) - Chile se encuentra en una buena posición para enfrentar un gradual retiro de los estímulos monetarios en las economías desarrolladas, dijo el jueves el presidente del Banco Central, Rodrigo Vergara.

Chile está en medio de una desaceleración de la economía y una inflación controlada, por lo que el Banco Central se ha abierto a un mayor relajamiento de su política monetaria tras un sorpresivo recorte de la tasa clave de interés en octubre.

"En estas condiciones creemos que una normalización de la instancia monetaria mundial es un evento muy positivo y necesario, y nos encontramos en buena posición para hacerle frente", dijo Vergara en su discurso de inauguración del XVII Conferencia Anual del Banco Central.

El funcionario enfatizó que el mercado está consciente que el proceso de alivio monetario terminará en algún momento, aunque no se tenga una fecha precisa.

El miércoles, Janet Yellen, nominada para presidir la Reserva Federal de Estados Unidos, dijo que los mercados pueden contar con los estímulos del banco central estadounidense por algún tiempo más.

En declaraciones difundidas antes de su audiencia de confirmación ante un panel del Senado de Estados Unidos para suceder al presidente de la Fed, Ben Bernanke, Yellen dijo que el banco central tiene "más trabajo por hacer" para ayudar a la economía.

En recientes presentaciones, el presidente del Banco Central de Chile ha destacado la solidez del sistema financiero local, lo que se refleja en distintos indicadores de solvencia, pese a que la economía ha mostrado más signos de desaceleración.

En octubre, el Banco Central decidió sorpresivamente recortar la tasa clave en un cuarto de punto porcentual al 4,75 por ciento, luego de dejarla estable por 20 meses, un mes después de ajustar a la baja su proyección para la expansión económica hasta entre 4 y 4,5 por ciento para este año.

El mayor productor mundial de cobre ha experimentado una gradual desaceleración en medio de una débil recuperación de la economía internacional y un enfriamiento en la demanda interna, en particular de la inversión.

(Reporte de Anthony Esposito. Editado por Juana Casas)