Banco Central uruguayo satisfecho con nueva estrategia monetaria

martes 19 de noviembre de 2013 11:54 GYT
 

MONTEVIDEO (Reuters) - La decisión del Banco Central de Uruguay de comenzar en julio a combatir la inflación mediante el control del circulante monetario fue acertada y permitió elevar las tasas de interés de manera eficiente, dijo el martes el presidente de la entidad.

La inflación ha sido el mayor problema macroeconómico del Gobierno en los últimos años y desde enero de 2011 se ubica por encima del techo del rango objetivo, del 6 por ciento.

El Banco Central decidió a mediados de año abandonar su política monetaria con ancla en la tasa de interés para pasar a buscar una desaceleración en el crecimiento del dinero circulante -conocido como manejo de agregados monetarios- y que en el largo plazo llegue a una expansión interanual de un 8 por ciento.

"La desaceleración de la cantidad de dinero en la economía ha sido clara y rápida, y también se expresa en mayores tasas de interés, tanto activas como pasivas", dijo el jefe del banco central, Mario Bergara, en una charla ante empresarios.

"Afectamos en estos meses las tasas de interés de mercado como nunca habíamos podido afectarlas con el régimen de tasas de interés entre 2007 y 2013", agregó.

Las tasas de interés en pesos entre bancos a un día treparon hasta un 30 por ciento en determinadas sesiones, desde un 9 por ciento previo al cambio de política.

"Esta nueva herramienta está siendo más efectiva para trasladar a las decisiones de mercado una instancia más contractiva de política monetaria. Está siendo más efectivo el uso de agregados monetarios que el de tasas de interés", dijo.

También se encarecieron las tasas de letras de regulación monetaria, a un 14 por ciento desde las anteriores debajo de 8 por ciento.

"Ahora que las tasas de interés suben hay gente que plantea: 'ojo, suben mucho'. Preocupados por las finanzas públicas, el Estado va a tener que pagar más tasas de interés", expresó Bergara.   Continuación...