19 de noviembre de 2013 / 20:23 / hace 4 años

Desaceleración en banca estatal Brasil podría ayudar a prestamistas privados: Bradesco

3 MIN. DE LECTURA

Por Guillermo Parra-Bernal

NUEVA YORK (Reuters) - Los prestamistas brasileños del sector privado podrían beneficiarse de un margen resultante de una baja en el desembolso de créditos corporativos por parte de sus rivales estatales el año próximo, siempre que el declive sea gradual y no demasiado drástico, dijo el martes uno de los vicepresidentes de Banco Bradesco SA.

Una baja de hasta 30.000 millones de reales en los desembolsos del banco de desarrollo estatal BNDES el año que viene podría ser compensado con préstamos de firmas del sector privado y a través de instrumentos del mercado de capitales, dijo Sérgio Clemente, quien supervisa la banca mayorista y la gestión de activos en Bradesco, el tercer banco más grande del sector privado brasileño en términos de activos.

"Obviamente hablo en términos hipotéticos, pero si el crecimiento se acelera y la demanda persiste, ese cambio abriría un espacio para nosotros, los prestamistas privados, para financiar créditos", sostuvo Clemente, presente en Nueva York en un evento patrocinado por Bradesco BBI, la unidad de banca de inversión de la firma.

"Una pequeña caída en los desembolsos del BNDES estaría bien, pero no una grande porque la economía podría sufrir", agregó.

Sus comentarios se produjeron en momentos en que funcionarios del Gobierno admitieron la necesidad de poner freno a los prestamistas estatales, que están expandiendo sus carteras de créditos a un ritmo cinco veces más rápido que sus rivales del sector privado.

Las mayores agencias de calificación crediticia asumen que habrá un tono más bajista en la nota de Brasil debido a las consecuencias del creciente uso de prestamistas estatales para revivir el crecimiento.

La visión de Clemente contrasta con la de Moody's Investor Service, escéptica respecto a que la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, cumpla la promesa de frenar el agresivo crecimiento de los préstamos en bancos estatales.

Fuentes con conocimiento sobre el pensamiento de Rousseff dijeron a Reuters que la presidenta quiere que los estatales Banco do Brasil SA, Caixa Econômica Federal y el BNDES reduzcan su actividad en ciertos segmentos.

BNDES, que constituye la principal fuente de crédito corporativo a largo plazo de Brasil, prestaría 190.000 millones de reales (84.000 millones de dólares) este año, en comparación con los 156.000 millones de reales del 2012.

(1 dólar = 2,26 reales)

Traducido al español por Damián Pérez, editado por Manuel Farías

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below