Ventas minoristas en EEUU superan previsiones y apuntan a sólido crecimiento

miércoles 20 de noviembre de 2013 14:17 GYT
 

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - Una medida del gasto de los consumidores estadounidenses -las ventas minoristas- subió más de lo esperado en octubre porque los hogares compraron todo tipo de productos, lo que sugiere que la mayor economía del mundo recibió un impulso a comienzos del cuarto trimestre.

Si bien la demanda ganó fuerza, la inflación permaneció estancada. Cifras separadas mostraron una inesperada caída en los precios al consumidor el mes pasado, lo que ofrece a la Reserva Federal un mayor margen de maniobra para mantener su actual programa de compra de bonos.

Las ventas minoristas que excluyen automóviles, gasolina y materiales de construcción aumentaron un 0,5 por ciento en octubre, tras haber subido un 0,3 por ciento en septiembre, dijo el Departamento de Comercio.

Economistas encuestados por Reuters habían esperado que las llamadas ventas subyacentes, las que mejor reflejan el gasto del consumidor en el Producto Interno Bruto, subieran un 0,3 por ciento.

El crecimiento mayor al esperado de las ventas minoristas subyacentes sugiere que el gasto del consumidor podría ganar fuerza tras el mínimo de dos años que tocó en el tercer trimestre y, probablemente, limite los riesgos bajistas para la economía en el cuarto trimestre.

"En total, esto sugiere que los consumidores están apoyando la recuperación", dijo Ryan Sweet, economista senior de Moody's Analytics.

Aún así, no ha sido suficiente para provocar algo de inflación.

En otro reporte, el Departamento del Trabajo dijo que el índice de precios al consumidor bajó un 0,1 por ciento el mes pasado por una abrupta caída de los precios de la gasolina, que habían subido un 0,2 por ciento en septiembre.   Continuación...

 
Un camión de la firma minorista Staples en San Diego, EEUU, sep 24 2013. Una medida del gasto de los consumidores estadounidenses -las ventas minoristas- subió más de lo esperado en octubre porque los hogares compraron todo tipo de productos, lo que sugiere que la mayor economía del mundo recibió un impulso a comienzos del cuarto trimestre. REUTERS/Mike Blake/Files