Agricultores brasileños buscan proteger sus cosechas de grano de una oruga

jueves 21 de noviembre de 2013 18:24 GYT
 

Por Gustavo Bonato

SAO PAULO (Reuters) - Cultivadores de soja, maíz y algodón de Brasil están dando una costosa batalla para proteger lo que esperan sea una cosecha récord de una amenaza exótica: la oruga Helicoverpa armigera.

El Gobierno decretó la emergencia en el principal estado productor de granos, que ya está teniendo problemas para atender la demanda por insecticidas.

Expertos dicen que la plaga se ha manifestado en todos los grandes estados productores de soja, pero que es muy pronto para estimar las pérdidas de producción o monetarias.

Brasil es el mayor exportador mundial de soja y uno de los más grandes de maíz.

La última vez que los agricultores brasileños se enfrentaron a este tipo de amenaza fue en 2004, cuando la roya asiática se extendió por el cinturón granelero tropical, provocando hasta 4 millones de toneladas de cosechas perdidas y aumentando el gasto en fungicidas.

Gran parte del desafío para controlar la plaga es determinar qué químicos funcionan mejor y cómo aplicarlos. La roya es ahora un problema manejable en Brasil.

La Helicoverpa armigera se presentó en el occidente del cinturón agrícola de Bahía a comienzos de este año. El estado no es un gran productor, pero la plaga cruzó rápidamente las fronteras hacia el 70 por ciento del área de granos de Brasil, incluyendo Mato Grosso, el mayor productor brasileño de soja, maíz y algodón.

Cuando el Ministerio de Agricultura declaró la emergencia en Mato Grosso el lunes, y en Bahía unas semanas antes, abrió la puerta al uso de químicos que no tienen el visto bueno de los reguladores brasileños para controlar la plaga.   Continuación...