Rouhani dice problemas económicos de Irán van más allá de las sanciones

miércoles 27 de noviembre de 2013 08:32 GYT
 

DUBAI (Reuters) - El presidente iraní, Hassan Rouhani, dijo que los problemas económicos de su país van más allá de las sanciones y culpó al derroche de su predecesor de línea dura Mahmoud Ahmadinejad de una "estanflación sin precedentes".

En el cargo entre 2005 y agosto de 2013, Ahmadinejad gobernó en un período de crecimiento de los ingresos gracias a los altos precios del petróleo, pero los analistas dicen que despilfarró gran parte con subsidios que elevaron la inflación.

El ex mandatario también tensó el enfrentamiento entre Irán y Estados Unidos, al amenazar con "borrar del mapa" a Israel y negar el Holocausto, lo que se suma a una postura inflexible sobre el tema nuclear.

"La estanflación en 1391 no tuvo precedente", dijo Rouhani en referencia al año iraní que acabó en marzo. Durante ese año, la economía se contrajo un 6 por ciento y la inflación estuvo en más del 40 por ciento, agregó.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) espera que la economía de Irán se contraiga un 1,5 por ciento este año en términos ajustados por inflación, después de una contracción estimada del 1,9 por ciento el año pasado, que fue la mayor desde 1988, cuando terminó la guerra de ocho años con Irak.

Pese a recibir 600.000 millones de dólares en ingresos petroleros en los últimos ocho años, Rouhani dijo que el legado de los dos períodos de gobierno de Ahmadinejad era una deuda cercana a 67.000 millones de dólares.

El producto interno bruto (PIB) nominal de Irán fue de 549.000 millones de dólares en 2012 y se contraerá a 389.000 millones en 2013, según el pronóstico de octubre del FMI.

"Estos hechos muestran las condiciones que heredamos del Gobierno previo y en qué condiciones debemos lidiar con los problemas", dijo Rouhani en un discurso a última hora del martes para conmemorar sus primeros 100 días de gobierno.

Rouhani ganó en junio las elecciones presidenciales prometiendo una mejora en las relaciones internacionales, lo que aliviaría las sanciones impuestas al país por su polémico programa nuclear. Occidente ha acusado a Irán de estar buscando desarrollar un arma atómica, algo que Teherán niega.   Continuación...