China toma medidas para resucitar industria de carbón, reduce importación de baja calidad

jueves 28 de noviembre de 2013 09:31 GYT
 

SHANGHAI/PERTH (Reuters) - China elevará el umbral para las importaciones de carbón, restringirá la aprobación de nuevas minas e impulsará la consolidación de esa industria en una iniciativa para ayudar al sector, que lucha contra el exceso de capacidad y pérdidas generalizadas.

La iniciativa para limitar las importaciones de carbón de baja calidad en el principal productor y consumidor mundial de ese recurso llega luego de que los nuevos líderes de China prometieran solucionar una crisis de contaminación ambiental que ha desencadenado críticas públicas.

Las mineras de carbón también han presionado a Pekín para que frene un flujo de importaciones baratas que ha impulsado una feroz competencia de precios.

Los detalles sobre el límite para el contenido de azufre y cenizas aún están siendo elaborados, dijo el Consejo de Estado del país en un documento y agregó que fomentaría la importación de carbón de alta calidad.

Si son implementadas, las propuestas beneficiarían a mineras australianas que producen carbón con bajo contenido de ceniza y alto valor calorífico, y son una amenaza para las perspectivas de las exportaciones de las mineras de Indonesia que producen recurso de menor calidad.

"Tal vez reconocen que China enfrenta un exceso de capacidad en el suministro de carbón", dijo Serene Lim, un analista de Standard Chartered Bank en Singapur.

"Eso, sumado a una conciencia y preocupación sobre la contaminación, significa que la demanda de carbón podría no ser tan fuerte como se había pronosticado", dijo Lim.

Sin embargo, algunos operadores eran escépticos sobre la seriedad de Pekín para limitar la importación de carbón de baja calidad, después de duras declaraciones sobre limitaciones a las importaciones durante el año que sólo resultaron en una política débil que tuvo poco impacto en el mercado.

"La gente simplemente no cree que ocurrirá", dijo una fuente del mercado con sede en Singapur.   Continuación...