Petrobras sube precios de los combustibles en Brasil

viernes 29 de noviembre de 2013 22:01 GYT
 

Por Jeb Blount y Sabrina Lorenzi

RIO DE JANEIRO (Reuters) - La petrolera estatal brasileña Petrobras aumentará el sábado un 4 por ciento el precio mayorista de la gasolina y un 8 por ciento el del diésel, en un intento por recortar sus pérdidas por subsidiar los combustibles y acercar los precios domésticos a los niveles internacionales.

El aumento regirá a partir de las 00.00 hora local (0200 GMT) del sábado y se aplicará al precio que pagan los distribuidores, dijo Petrobras el viernes. Los distribuidores decidirán qué parte del incremento traspasan a los consumidores en las estaciones de servicio.

Petrobras subsidia desde hace tiempo los combustibles por indicación del Gobierno, que busca así mantener a raya la inflación.

Como resultado, Petrobras fue obligada a importar combustible y venderlo a pérdida. Su división de refinación y distribución perdió más de 30.000 millones de reales (14.000 millones de dólares) desde el comienzo de 2012.

El nuevo aumento, el primero desde el alza de un 5 por ciento de marzo, es parte de una nueva política de precios aprobada el viernes por el directorio de Petrobras para aproximarse a los valores internacionales sin transmitir volatilidad a los consumidores.

Pero la empresa dijo en un comunicado que no revelará su nueva fórmula de precios "por razones comerciales".

"Esto no suena distinto a la vieja política", dijo Lucas Brendler, quien ayuda a administrar cerca de 2.570 millones de acciones para el Banco Geração Futuro en Porto Alegre, Brasil.

"El ajuste en sí no sólo está muy por debajo de lo necesario para ordenar las finanzas de Petrobras, está por debajo de las expectativas del mercado", agregó.   Continuación...

 
Gente entra y sale del edificio corporativo de la compañía petrolera estatal brasileña Petrobras en Río de Janeiro. 24 de septiembre, 2010. Petrobras aumentará el sábado un 4 por ciento el precio mayorista de la gasolina y un 8 por ciento el del diésel, en un intento por recortar sus pérdidas por subsidiar los combustibles y acercar los precios domésticos a los niveles internacionales. REUTERS/Bruno Domingos (BRASIL - NEGOCIOS ENERGIA)