29 de noviembre de 2013 / 21:08 / hace 4 años

Caficultores colombianos rechazan propuesta de sembrar robusta

5 MIN. DE LECTURA

Por Peter Murphy

BOGOTA (Reuters) - Los productores colombianos del prestigioso café arábica, reconocido como uno de los mejores del mundo, se resisten a la propuesta de sembrar granos robusta, considerados más baratos y de sabor más amargo, para aumentar sus ingresos y hacer frente a un fuerte aumento en los costos.

El presidente Juan Manuel Santos, un antiguo representante de Colombia ante la Organización Internacional del Café, mencionó esta semana la posibilidad de sembrar robusta en el congreso anual de los cultivadores de café -y la idea recibió una respuesta hostil de los productores que temen que podría empañar la imagen de su producto de primera calidad.

"Estamos en contra del robusta. No necesita mano de obra y es mucho más barato en el mercado internacional (...) y no reconoce la calidad del café colombiano", dijo a Reuters Marcelo Salazar, representante del Comité de cafeteros del central departamento de Caldas.

La idea sería plantar robusta en los llanos orientales en gran parte desolados donde podría ser cosechado por máquinas y no a mano, lo que generaría ahorros en salarios, uno de los mayores costos que enfrentan los agricultores en las empinadas montañas en donde se cultiva el arábica.

El tema generó polémica en la conferencia de tres días en la que se discutió cómo hacer el café colombiano más competitivo y eficiente en medio de temores de los productores por una posible reducción de la prima que reciben por los arábicas en el mercado internacional.

También podría menoscabar el valor de la etiqueta "100 por ciento Café de Colombia" que algunos tostadores destacan con orgullo en sus envases.

Los futuros de café arábigo que cotizan en Nueva York, se venden con una prima sobre los robustas de Londres, pero el menor costo de producción de esta última variedad significa que a veces es más rentable.

En Brasil, el productor de café más importante del mundo, crecen ambas variedades.

Encendida Polemica

El antiguo miembro de la Junta del Banco Central, Juan José Echavarría, director de una comisión de estudio que busca establecer cómo hacer más competitivo el café colombiano, encendió la polémica cuando habló positivamente sobre la idea de sembrar robusta en un discurso el jueves en la conferencia de los caficultores.

"No entiendo esta reacción", dijo después de que fue interrumpido en varias ocasiones por miembros de una audiencia irritada cuando habló de la posibilidad de plantar robusta argumentando que podría dar a Colombia acceso a otro segmento del mercado del café, crear empleos y aumentar los flujos de moneda extranjera.

Echavarría sostuvo después que se trataba simplemente de una propuesta que sólo tendría un valor de seguimiento si se puede demostrar que hay espacio en el mercado mundial para la producción de robusta de Colombia.

Los arbustos de robusta producen café con un mayor contenido de cafeína que el arábica. La cafeína es un alcaloide natural que hace a los árboles particularmente resistente a las enfermedades y la variedad se utiliza en las mezclas de expreso para producir una tapa espumosa.

Colombia podría estar prepara para beneficiarse de la controvertida propuesta. Pero los cultivadores se resisten ferozmente, ya que beneficiaría a las poblaciones de los llanos orientales, pero con poco beneficio a los productores de café arábigo que argumentan que sería afectar la imagen de la producción.

El jefe de la Organización Internacional del Café, Roberio Oliveira Silva, expresó dudas sobre la idea y aseguró que haría más difícil a los consumidores saber lo que están comprando a la hora de elegir los granos colombianos.

"Hay distintos tipos de cafés y Colombia se ha posicionado durante décadas como un productor de café arábigo de excelente calidad. Aconsejaría Colombia no hacer este movimiento", dijo Silva.

Uno de los principales problemas que aumentan los costos de producción en Colombia y que fue discutido ampliamente en la conferencia, es la falta de carreteras en las zonas rurales y el mal estado de las que existen.

El Gobierno dijo que está invirtiendo 2,5 billones de pesos (1,3 millones de dólares) para construir o reparar 23.500 kilómetros de carreteras secundarias en todo el país.

(1 dólar = 1.927,52 pesos colombianos)

Reporte de Peter Murphy. Escrito por Luis Jaime Acosta; Editado por Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below