2 de diciembre de 2013 / 20:13 / hace 4 años

Venta de Thyssen en EEUU no corrige pérdida general, acciones se desploman

Por Maria Sheahan y Arno Schuetze

FRANCFORT (Reuters) - Las acciones de ThyssenKrupp se derrumbaron el lunes, después de que el anuncio de la siderúrgica de que halló un comprador para su unidad deficitaria Steel Americas dejó a los inversores preocupados sobre lo que deberá seguir haciendo para deshacerse de un negocio que le cuesta miles de millones de dólares.

Más tarde, la compañía informó que emitirá 51,5 millones de nuevas acciones para efectuar un incremento de capital a través de un proceso acelerado. Los títulos se ofrecerán a inversores institucionales alemanes e internacionales.

Las acciones estarían siendo colocadas a un precio entre 17,05 y 17,635 euros y le permitirían a la compañía reunir hasta 907 millones de euros (1.230 millones de dólares).

ThyssenKrupp ha estado intentando hallar un comprador desde mayo de 2012 para su unidad Steel Americas, compuesta por una fábrica de planchas de acero en Brasil y una planta de terminación en Estados Unidos.

Sus planes para producir planchas baratas en la primera planta y enviarlas a la segunda para que sean convertidas en productos para automotrices se vinieron abajo cuando subió el valor de la moneda brasileña, lo que elevó los costos laborales y de la producción, y la demanda de autos se desaceleró en conjunto con la economía global.

Steel Americas le ha costado a Thyssen casi 13.000 millones de euros (17.700 millones de dólares) entre inversiones y pérdidas durante seis años.

La acerera, la más grande de Alemania, dijo el viernes que sólo había logrado vender la planta estadounidense en Calvert, Alabama, a ArcelorMittal y Nippon Steel & Sumitomo Metal Corp- por 1.550 millones de dólares, cerca del precio más bajo esperado para la venta, sin resolver su problema en Brasil.

"Es bueno que ThyssenKrupp haya hecho algo, pero no tengo mucha fe en lo que pueda pasar con la acería en Brasil", dijo Joerg Schneider, un administrador de fondos de Union Investment, que tiene acciones en ThyssenKrupp.

Además, Thyssen también anunció que había sido obligado a retomar una planta de acero italiana y una unidad de aleaciones vendidas el 2012 a Outokumpu, luego que la finlandesa -que necesita aliviar sus propias finanzas- las devolviera a cambio de cancelar un préstamo de 1.250 millones de euros que Thyssen le otorgó para financiar un acuerdo más amplio.

Las operaciones requerirán inversiones. La planta de Terni está perdiendo dinero y debe ser reestructurada mientras que la unidad de aleaciones, a pesar de ser redituable, está en decadencia, dicen analistas, lo que agranda los problemas financieros de ThyssenKrupp.

También serían difíciles de vender debido a que Outokumpu no logró hallar un comprador.

Los títulos de Thyssen cerraron el lunes con un retroceso del 8,46 por ciento, a 17,635 euros.

(1 dólar = 0,7345 euros)

Reporte adicional de Tom Kaeckenhoff; editado por Hernán García

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below