3 de diciembre de 2013 / 14:47 / hace 4 años

Banco Central Chile baja estimación PIB 2014 y dice tener margen de maniobra

El presidente del Banco Central de Chile, Rodrigo Vergara, en un foro organizado en Ciudad de México, oct 15 2013. El Banco Central de Chile recortó el martes su proyección de crecimiento de la economía para el próximo año, y aunque dijo que tiene espacio para realizar nuevos ajustes en la política monetaria, no ve cambios significativos hacia adelante.Tomas Bravo

SANTIAGO (Reuters) - El Banco Central de Chile recortó el martes su proyección de crecimiento de la economía para el próximo año, y aunque dijo que tiene espacio para realizar nuevos ajustes en la política monetaria, no ve cambios significativos hacia adelante.

El Informe de Política Monetaria (IPoM), presentado por el jefe de la entidad ante el Congreso, bajó el cálculo de expansión del Producto Interno Bruto (PIB) a un rango del 3,75 al 4,75 por ciento, desde el 4,0-5,0 por ciento previo.

La estimación de crecimiento del Banco Central es inferior a la proyección del actual Gobierno conservador, que calculó un alza del 4,9 por ciento en el presupuesto del 2014.

Para este año, el banco estableció su pronóstico de expansión del PIB en un 4,2 por ciento, dentro del rango del 4,0-4,5 que había previsto con anterioridad.

El presidente de la entidad, Rodrigo Vergara, explicó que la actividad y la demanda han mostrado una desaceleración gradual y que la inflación sigue baja.

"Las proyecciones indican que en el corto plazo la economía chilena seguirá expandiéndose algo por debajo de su tendencia (en torno 5 por ciento)", afirmó.

"La economía chilena recibirá un menor impulso externo que en los últimos años (...) la volatilidad (global) que hemos visto y seguiremos viendo también afectará a la economía chilena, pero nuestro país, aunque no es inmune, está bien preparado para enfrentar esta transición", agregó.

Bajo este escenario de menor dinamismo de la economía, el organismo fijó su proyección de inflación del 2014 en un 2,5 por ciento y para este año la mantuvo en un 2,6 por ciento.

Vergara enfatizó que tras evaluar los escenarios alternativos, el consejo del Banco Central estima que "tanto el balance de riesgos para la actividad como para la inflación están equilibrados".

BANCA CHILENA SOLVENTE

En medio de un menor impulso externo y doméstico previsto para la economía chilena, el jefe del organismo también divulgó el informe semestral de Estabilidad Financiera (IEF).

Vergara destacó que el sistema financiero tiene niveles de capital que aseguran solvencia ante un deterioro de las condiciones internas y el mayor riesgo externo por el retiro de los estímulos monetarios en Estados Unidos, que podría generar volatilidad en los mercados.

Además, remarcó que otros riesgos a seguir de cerca son una desaceleración abrupta de una economía emergente de gran tamaño y una profundización de la crisis de la zona euro.

No obstante, el organismo destacó que el sistema bancario tiene la capacidad de enfrentar un deterioro relevante en el crecimiento económico y las condiciones de financiamiento.

El organismo explicó que la evidencia disponible sugiere que el dinamismo de la deuda bancaria se mantiene, particularmente en hogares de ingresos medios y altos.

Aún así, reparó que los bancos deben estar alerta y acotar sus fuentes de financiamiento en caso de alzas en el tipo de cambio y en las tasas de interés de largo plazo si se concreta alguno de los riesgos externos latentes.

SIN CAMBIOS SIGNIFICATIVOS

Vergara explicó que los dos recientes recortes consecutivos en la Tasa de Política Monetaria (TPM) buscaron ajustar el nivel de estímulo al menor dinamismo de la actividad y asegurar la convergencia a la meta de inflación.

"En el escenario base no se anticipa que sean necesarios cambios significativos en la TPM, pero si lo fueran, (...) la política monetaria tiene espacio y está disponible para realizar ajustes adicionales", comentó.

El organismo recortó la tasa clave en 25 puntos base en octubre y noviembre para llevarla al 4,5 por ciento, luego de haberla mantenido estable por 20 meses.

"No nos parece consistente colocar un sesgo neutral ante el deterioro que han sufrido las expectativas de crecimiento, lo que naturalmente lleva a cuestionar si son suficientes 50 puntos base menos de TPM para hacer frente al actual proceso de desaceleración económico y de aún reducidas expectativas de inflación", dijo la correduría BCI.

Por otra parte, el Banco Central estimó una expansión de la demanda interna del 4,8 por ciento para el próximo año y del 3,9 por ciento en 2013.

Para el precio del cobre, del que Chile es el mayor productor mundial, el organismo estimó un valor de 3,10 dólares por libra el 2014 y de 3,32 dólares para el 2013.

La balanza comercial, en tanto, registraría un superávit de 600 millones de dólares en 2014, mientras la cuenta corriente anotaría un saldo negativo del 3,7 por ciento del PIB estimado.

En cuanto al tipo de cambio, la entidad cree que el peso se mantendrá en torno a los valores recientes. Y pronosticó que en el próximo semestre se podrían repetir episodios de volatilidad ante un eventual retiro de los estímulos en Estados Unidos.

Además, señaló que la depreciación cambiaria afectará el consumo de bienes durables durante el próximo año.

Reporte de Antonio de la Jara y Anthony Esposito. Editado por Fabián Andrés Cambero y Felipe Iturrieta

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below