Senado México aprueba reforma energética, diputados izquierda buscan frenarla con protestas

miércoles 11 de diciembre de 2013 18:27 GYT
 

Por Miguel Angel Gutiérrez y Dave Graham

MEXICO DF (Reuters) - El Senado de México aprobó el miércoles un proyecto de reforma energética que permite la inversión privada local y extranjera en la estratégica industria con nuevos tipos de contratos, en lo que sería la mayor apertura en décadas del sector, pero en su tránsito por la Cámara de Diputados ya enfrenta protestas de la izquierda que lo rechaza.

La iniciativa, que debe recibir el visto bueno de la Cámara baja y los congresos estatales, plantea cambios a tres artículos de la Constitución e incluye desde licencias para explorar y explotar hidrocarburos hasta contratos de utilidad y de producción compartida.

El Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto considera que la iniciativa es clave para aumentar la estancada producción de hidrocarburos y dar bríos a la segunda economía de América Latina, décima productora mundial de crudo.

Pero la izquierda afirma que la reforma permitirá la entrega de la riqueza energética a extranjeros y derivará en aumentos de tarifas y precios, agotamiento prematuro de los hidrocarburos, despidos en la estatal petrolera Pemex y en la empresa de energía eléctrica y desabasto de gas, luz, gasolina y diésel.

Diputados izquierdistas cerraron el miércoles con cadenas y sillas las entradas al salón de plenos de la Cámara baja, impidiendo el ingreso de otros legisladores y donde se planeaba realizar una sesión para recibir desde el Senado el proyecto de reforma energética.

Los legisladores, que tomaron también el podio del salón de plenos y colocaron mantas con escritos -una de ellas con la palabra "traidores"- buscan impedir el debate de la reforma y exigen que antes se realice una consulta popular.

Un diputado dijo que la sesión se realizará en otro salón dentro del Palacio Legislativo.

BUENA PARA UNOS, MALA PARA OTROS   Continuación...

 
Senadores del Partido de la Revolución Democrática sostienen afiches que rezan "No a la privatización de Pemex" antes de comenzar un debate sobre una reforma energética en Ciudad de México, dic 9 2013. El Senado de México aprobó el miércoles un proyecto de reforma energética que permite la inversión privada local y extranjera en la estratégica industria con nuevos tipos de contratos, en lo que sería la mayor apertura en décadas del reservado sector. REUTERS/Henry Romero