Ventas minoristas Brasil pierden fuerza, avanzan a ritmo más débil desde marzo

jueves 12 de diciembre de 2013 09:23 GYT
 

SAO PAULO (Reuters) - Las ventas minoristas de Brasil perdieron fuerza en octubre, expandiéndose a su ritmo más débil en siete meses y debilitando las expectativas de que los consumidores ayuden a reactivar la estancada economía del país.

El volumen de ventas minoristas en Brasil creció un 0,2 por ciento en octubre frente a septiembre, dijo el jueves el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), respecto a un aumento de un 0,5 por ciento según la mediana de los pronósticos en un sondeo de Reuters a economistas.

El gasto familiar ha sido uno de los pocos impulsores de la economía brasileña este año, que se contrajo en el tercer trimestre por primera vez desde inicios del 2009.

Pero los precios de los alimentos treparon en octubre y el efecto de medidas de estímulo del Gobierno se desvaneció, llevando a las ventas minoristas a expandirse a su ritmo más débil desde marzo.

Indicadores preliminares sugieren que las ventas en noviembre no serán mejores. La demanda de créditos de consumo cayó fuertemente el mes pasado, debido a que tasas de interés más altas desalentaron la búsqueda de nuevos préstamos.

La debilitada economía brasileña se sumó a las expectativas de que el banco central podría pronto poner fin a un ciclo de altas tasas de interés que llevó los costos de endeudamiento a su nivel más alto entre importantes economías.

Los rendimientos de los futuros de las tasas de interés caían en las operaciones del jueves al tiempo que operadores elevaron las apuestas de que el banco central no elevaría su tasa de interés referencial mucho más el próximo año.

Las ventas minoristas de octubre aumentaron un 5,3 por ciento en la comparación interanual, agregó el IBGE, menos que el avance del 5,7 por ciento arrojado por la mediana de los pronósticos de los economistas consultados en un sondeo de Reuters.

(Reporte de Brad Haynes y Silvio Cascione; reporte adicional de Rodrigo Viga Gaier y Felipe Pontes en Rio de Janeiro; Traducido por Patricio Abusleme. Editado por)