ANALISIS-México deberá esforzarse para atraer inversión de petroleras tras reforma

domingo 15 de diciembre de 2013 11:42 GYT
 

Por Terry Wade y Marianna Parraga

HOUSTON, EEUU (Reuters) - El éxito de México en abrir su estancado sector petrolero a la inversión privada 75 años después de nacionalizado dependerá de cuánta autonomía logre ofrecer a las empresas extranjeras, que tienen infinidad de otras opciones alrededor del mundo, dijeron analistas.

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto, quien consiguió el jueves una victoria cuando el Congreso aprobó una histórica reforma energética, espera que empresas extranjeras le ayuden a revertir una década de declive de la producción de la petrolera estatal Pemex y extraer lo que los expertos consideran enormes recursos.

México fue de los primeros países en nacionalizar su industria petrolera, pero sus esfuerzos de liberalización llegan mucho después de que Venezuela, Brasil y Colombia atrajeran más de 100,000 millones de dólares de financiamiento extranjero para nuevos campos en años recientes.

Estados árabes e Irán también compiten por la limitada oferta de capital que las empresa pueden invertir.

Y México tiene además otros desafíos, como la violencia del narcotráfico que supone un riesgo para las empresas extranjeras y una demanda decreciente de su mayor cliente, Estados Unidos, donde la producción en depósitos de esquisto está en auge.

"El problema de la reforma es de oportunidad. México está llegando al menos cinco años tarde con esta reforma", dijo Roger Tissot, un consultor de energía basado en Canadá. "Las empresas transnacionales tienen sus portafolios copados, por lo que requerirían grandes incentivos para escoger México".

Grandes petroleras, incluyendo a Chevron y Exxon Mobil Corp, expresaron un amplio apoyo a las reformas, pero las decisiones finales de inversión dependerán de cómo se implementen las nuevas reglas.

"Si las compañías moverán capital a México desde otras inversiones marginales, no creo que esté todavía claro", dijo Kenneth Medlock, del centro de estudios energéticos de la Rice University en Houston.   Continuación...