Venezuela reformará su sistema de administración de divisas

lunes 16 de diciembre de 2013 17:41 GYT
 

Por Diego Oré y Brian Ellsworth

CARACAS (Reuters) - El Gobierno de Venezuela reformará su complejo sistema de administración de divisas para obtener más bolívares por cada dólar que vende y aumentar su control sobre la asignación de moneda extranjera, un mecanismo que asegura ha sido utilizado para fraudes cambiarios.

El país petrolero retirará gradualmente el sistema principal de administración de divisas al tipo de cambio controlado de 6,3 bolívares por dólar (Cadivi) -vigente desde hace una década- y reformará su sistema secundario Sicad, dijo el lunes el ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez.

Hasta ahora el Cadivi lleva a cabo el 90 por ciento de la entrega de divisas y el resto es manejado por el Sicad, que vende dólares a través de subastas para importadores y viajeros a un tipo de cambio más débil que, aunque no ha sido revelado, participantes estiman entre 12 y 14 bolívares por dólar.

Al vender más caros los dólares que llegan al país por inversiones petroleras, turismo y ventas de oro, la demanda tendería a ser menor.

Así, el Gobierno de Nicolás Maduro obtendría más dólares en sus arcas para aumentar importaciones, evitar la escasez de productos básicos e intentar domar el dólar paralelo, que cotiza 10 veces por encima del oficial.

Si bien las autoridades venezolanas aseguran que un 92 por ciento de las importaciones se realizan con dólares oficiales, un informe de la consultora privada Ecoanalítica estimó que al menos un 30 por ciento de los productos son indexados al costoso dólar no oficial.

"Cadivi ha sido superado como un mecanismo de asignación de divisas, ha sido perforado por sectores que han actuado al margen de la ley", explicó Ramírez en rueda de prensa.

"Eventualmente, Cadivi va a dar paso a otro mecanismo y a otra estructura para asignación de divisas (...) el Sicad va a continuar y se convertirá en un mecanismo de control y manejo definitivo de nuestras divisas", agregó.   Continuación...