Fed EEUU recorta su programa de compra de bonos en inicio de retiro estímulo

miércoles 18 de diciembre de 2013 20:04 GYT
 

Por Jonathan Spicer y Jason Lange

WASHINGTON (Reuters) - La Reserva Federal de Estados Unidos inició el miércoles la complicada tarea de comenzar a cerrar una era de dinero barato, argumentando que la economía es ya lo suficientemente fuerte como para empezar a recortar sus enormes compras de bonos.

El banco central estadounidense redujo levemente el ritmo al que compra activos cada mes en 10.000 millones de dólares a 75.000 millones de dólares, pero buscó calmar el temor a que la medida debilite la economía sugiriendo que la tasa clave de interés se mantendrá baja por más tiempo de lo que había prometido.

La decisión pudo ser una sorpresa para algunos inversores, pero no causó la sacudida en los mercados que muchos temían.

La medida fue un reconocimiento de las mejores perspectivas para la economía y el mercado del trabajo, que marca un cambio para el mayor experimento de política monetaria de la historia.

El presidente de la Fed, Ben Bernanke, dijo que si el crecimiento del empleo en Estados Unidos se mantiene como se espera, la reducción de la compra de bonos seguiría a un ritmo "moderado" gran parte del 2014 y probablemente se cierre "a final del año".

"La recuperación claramente sigue lejos de completarse", agregó.

El presidente de la Fed dijo que consultó la decisión con Janet Yellen, que está previsto que le suceda una vez que deje el puesto tras ocho años el 31 de enero. "Ella apoya completamente lo que hicimos hoy (miércoles)", dijo Bernanke.

ACCIONES EN MAXIMOS   Continuación...

 
El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, inicia su última conferencia de prensa antes de dejar su cargo, en la sede central del Banco de la Reserva Federal en Washington. 18 de diciembre, 2013. La Fed anunció su decisión de recortar el agresivo programa de compra de bonos, pero buscó calmar el temor a que la medida debilite la economía sugiriendo que la tasa clave de interés se mantendrá baja por más tiempo de lo que había prometido. REUTERS/Jonathan Ernst (ESTADOS UNIDOS - POLITICA NEGOCIO)