18 de diciembre de 2013 / 21:58 / hace 4 años

Sueca Saab gana multimillonario contrato para renovar aviones caza de Brasil

3 MIN. DE LECTURA

Por Jeferson Ribeiro

BRASILIA (Reuters) - El caza Gripen NG del fabricante sueco Saab ganó el miércoles un contrato de 4.500 millones de dólares para renovar la anticuada flota de aviones de combate de Brasil, arrebatándole el codiciado negocio a la estadounidense Boeing.

La decisión anunciada en una conferencia de prensa por el ministro de Defensa, Celso Amorim, supone un duro golpe para Boeing, cuyo F/A-18 era uno de los favoritos pero fue abatido por un escándalo de espionaje estadounidense a la presidenta Dilma Rousseff.

También dejó atrás al Rafale de la francesa Dassault Aviation.

"La elección fue objeto de cuidadosos estudios", dijo Amorim a periodistas en Brasilia. "Tomó en consideración rendimiento, transferencia efectiva de tecnología y costos, no sólo de compra sino de mantenimiento".

"La elección está basada en el mejor equilibrio de esos tres factores", añadió.

La compra incluye 36 cazas, en los que Brasil invertirá unos 4.500 millones de dólares hasta 2023. El contrato con Saab sería firmado recién en la segunda mitad de 2014 y el primer Gripen NG aterrizaría en Brasil 48 meses más tarde.

La elección del Gripen NG, un avión más pequeño y con menos experiencia de combate que sus rivales, se basó en su precio más competitivo y buenos términos de transferencia de tecnología, un factor clave en la decisión brasileña.

"Lo importante es que tecnología específica de aviación sea transferida a Brasil, para que nosotros podamos desarrollarla y pasarla a la quinta generación (de aviones de combate)", indicó Amorim.

La empresa brasileña Embraer, líder mundial en el mercado de aviones comerciales para vuelos regionales, será el principal socio local de Saab.

La elección del Gripen NG cierra un tortuoso proceso de años para reemplazar los viejos Mirage franceses de la Fuerza Aérea Brasileña, inadecuados para patrullar las fronteras y proteger los inmensos yacimientos mar adentro de la nación sudamericana.

La decisión de Rousseff sobre los cazas lleva entre líneas un mensaje político para Estados Unidos, después que documentos filtrados por el ex contratista de inteligencia Edward Snowden mostraron que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por su sigla en inglés) espió las comunicaciones personales de la presidenta y millones de otros brasileños.

"El problema de la NSA lo arruinó para los estadounidenses", dijo una fuente del Gobierno que pidió no ser identificada.

Boeing dijo que la decisión era "decepcionante", pero continuará buscando oportunidades de negocios en Brasil.

"Nuestra participación en la competencia (...) ofreció la oportunidad de establecer asociaciones importantes y colaborar con la industria y el Gobierno brasileño, que continuaremos expandiendo independientemente de la decisión", dijo la empresa estadounidense en un comunicado.

Dassault Aviation no quiso hacer comentarios.

Reporte adicional de Brian Winter; Escrito por Esteban Israel; Editado por Gabriela Donoso

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below