Datos de manufacturas y ventas de casas impulsan panorama económico EEUU

martes 24 de diciembre de 2013 12:34 GYT
 

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - Los pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos subieron en noviembre y un indicador sobre los planes de gastos de las empresas en bienes de capital registró su mayor incremento en casi un año, un factor que apunta a una fortaleza sostenida en la economía.

No obstante, otro informe publicado el martes mostró que las ventas de casas nuevas bajaron en noviembre, al tiempo que las ventas en octubre fueron revisadas para mostrar el mayor ritmo en más de cinco años.

Además, los precios de las casas repuntaron, lo que remarca la mejoría en los fundamentos de la economía.

El Departamento de Comercio dijo que los pedidos de bienes duraderos avanzaron un 3,5 por ciento debido a que se incrementó la demanda por una variedad de bienes, desde aeronaves a maquinarias, computadores y productos electrónicos.

El alza del mes pasado, que superó las expectativas de los analistas de un incremento del 2 por ciento, más que revirtió la caída revisada de un 0,7 por ciento de octubre.

Excluyendo transportes, los pedidos subieron un 1,2 por ciento, el mayor ascenso registrado desde mayo.

Los pedidos de bienes duraderos fuera del sector de defensa y excluyendo a los aviones, un indicador observado de cerca por los planes de gastos de las empresas, aumentaron un 4,5 por ciento, poniendo fin a dos meses consecutivos de declives. Se trató del mayor incremento desde enero.

Los economistas esperaban que los pedidos de los llamados bienes de capital subyacentes aumentaran un 0,7 por ciento en noviembre tras una caída del 0,7 por ciento en octubre.   Continuación...

 
Sección electrodomésticos en local de Home Depot en Nueva York, jul 29, 2010. Los pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos subieron en noviembre y un indicador sobre los planes de gastos de las empresas en bienes de capital registró su mayor incremento en casi un año, un factor que apunta a una fortaleza sostenida en la economía. REUTERS/Shannon Stapleton/Archivos