Bajan solicitudes de subsidio de desempleo, en señal positiva para mercado EEUU

jueves 26 de diciembre de 2013 11:07 GYT
 

Por Jason Lange

WASHINGTON (Reuters) - El número de estadounidenses que solicitó la primera semana del beneficio de subsidio de desempleo bajó la semana pasada a su menor nivel en casi un mes, una señal alentadora para el mercado laboral.

Los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo bajaron en 42.000 a una cifra desestacionalizada de 338.000, dijo el jueves el Departamento del Trabajo.

Aunque datos recientes de solicitudes de subsidios por desempleo han sido empañados por la volatilidad estacional cercana al período de fiestas de fin de año, el informe del jueves mostró el dato en un rango que respalda las expectativas de un crecimiento económico más veloz el próximo año.

"Con la mejoría de los mercados laborales y el aumento de la confianza del consumidor, proyectamos que una amplia mejoría económica siga reduciendo estas solicitudes", comentó Gennadiy Goldberg, analista de TD Securities en Nueva York.

Los nuevos pedidos de ayuda por desempleo han tendido a subir desde septiembre y ahora están más o menos en el mismo nivel de los primeros días de la recesión del 2007-2009.

Sin embargo, los economistas afirman que su nivel aún es consistente con el crecimiento del empleo mientras que otros indicadores del mercado laboral han apuntado a un fortalecimiento del sector.

El promedio móvil de cuatro semanas para nuevas solicitudes, que elimina la volatilidad semanal, aumentó en 4.250, a 348.000.

"La tendencia subyacente permanece favorable", dijo el economista de Moody's Analytics Ryan Sweet, en West Chester, Pensilvania. "Seremos capaces de exhibir un crecimiento del empleo más enérgico en el 2014", agregó.   Continuación...

 
Folleto en una feria laboral en Los Angeles, California, nov 18, 2013. El número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo cayó la semana pasada a su menor nivel en casi un mes, una señal de esperanza para el mercado laboral. REUTERS/Lucy Nicholson