Caen importaciones asiáticas de crudo iraní, pero podrían repuntar por temor sobre oferta

viernes 27 de diciembre de 2013 08:34 GYT
 

Por Osamu Tsukimori

TOKIO (Reuters) - Los principales compradores asiáticos del petróleo iraní han reducido sus importaciones en casi un 14 por ciento este año, aunque las compras podrían aumentar en los próximos meses ya que la creciente agitación en Africa amenaza con reducir los suministros globales de crudo.

Las duras sanciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea en contra de Irán han reducido las exportaciones del miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en más de la mitad, a cerca de 1 millón de barriles de crudo por día (bpd).

Esto le ha significado a la república islámica perder hasta 80.000 millones de dólares en ingresos desde inicios del 2012, según estimaciones de la Casa Blanca.

No obstante, el histórico acuerdo alcanzado el mes pasado sobre el polémico programa nuclear de Teherán podría ofrecer a los importadores asiáticos un leve alivio por los conflictos que se viven en Sudán del Sur y Libia, los que han impulsado los futuros del crudo Brent a cerca de máximos de tres meses.

Aunque el acuerdo en Ginebra no permite que Irán aumente sus ventas de petróleo durante seis meses, los compradores que han reducido fuertemente sus compras previamente este año tienen espacio para elevar las importaciones.

India encabeza la lista, al efectuar los recortes más profundos en las importaciones de crudo iraní, seguido de Corea del Sur. Más atrás están China y Japón.

El acuerdo de Ginebra acordó frenar los esfuerzos por reducir las ventas de crudo de Irán, permitiendo a los consumidores seguir comprando sus "actuales cantidades promedio de crudo".

Las importaciones de los mayores clientes de Irán -China, India, Japón y Corea del Sur- cayeron a 928.529 bpd en los primeros once meses del año, frente a 1,08 millones de bpd en igual periodo del año pasado, según reportes oficiales de aduanas y datos de buques petroleros basados en fuentes comerciales.   Continuación...