ENFOQUE-Argentina, en problemas para cumplir objetivo de aumentar cosecha en un 50 pct

viernes 3 de enero de 2014 12:16 GYT
 

Por Nicolás Misculin

BUENOS AIRES (Reuters) - Argentina sueña con aumentar en un 50 por ciento su cosecha de granos para el 2020, pero las actuales condiciones de producción en el país sudamericano han puesto en riesgo ese objetivo y han añadido presión a un mercado internacional con una creciente demanda de alimentos.

La soja, el maíz y el trigo del país austral son cada vez más necesitados por China, Europa, África y otras naciones de América del Sur, pero la producción argentina prácticamente no ha crecido en los últimos años tras el salto que dio a comienzos de este siglo.

De acuerdo con las previsiones publicadas por el Gobierno argentino en el Plan Estratégico Agroalimentario (PEA) presentado hace cerca de tres años, la potencia agrícola pasaría a producir 157,5 millones de toneladas de granos en siete años, un aumento cercano al 58 por ciento respecto de los 100 millones de toneladas del 2010.

El volumen, que se destinaría mayormente a la exportación, sería suficiente para alimentar a 745 millones de personas -Argentina tiene sólo 40 millones de habitantes- y, a precios del 2013, tendría un valor aproximado de 100.000 millones de dólares, según la asociación de productores CREA.

Sin embargo, si bien el potencial productivo del país no está puesto en duda, muchos consideran que para lograr esos objetivos habría que superar problemas tecnológicos, climáticos, políticos y macroeconómicos que actualmente parecen imposibles de salvar.

"Es muy poco probable que se pueda llegar a las metas establecidas. Si se analiza la situación en la actualidad, con prácticamente media década transitada (del plan PEA), nos encontramos con un claro estancamiento", señaló a Reuters Gustavo López, director de la consultora Agritrend y miembro de la fundación Producir Conservando.

En la campaña 2012/13, la producción total de granos de Argentina llegó a 105 millones de toneladas, según datos oficiales mirados con desconfianza por algunos analistas privados que consideran inferior la última cosecha.

Una alta inflación que afectó la competitividad del sector, una moneda local artificialmente fuerte, unos altos impuestos a la exportación y la dificultad para acceder a créditos baratos son algunos de los inconvenientes económicos que debe soportar el sector, según López.   Continuación...

 
Semillas de soja se cargan en una sembradora, provincia de Buenos Aires, nov 27, 2012. Argentina sueña con aumentar en un 50 por ciento su cosecha de granos para el 2020, pero las actuales condiciones de producción en el país sudamericano han puesto en riesgo ese objetivo y han añadido presión a un mercado internacional con una creciente demanda de alimentos. REUTERS/Enrique Marcarian