Canal Panamá propone cofinanciar costos extra en expansión, consorcio pide más dinero

martes 7 de enero de 2014 18:17 GYT
 

Por Lomi Kriel y Elida Moreno

CIUDAD DE PANAMÁ (Reuters) - La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) propuso el martes al consorcio que trabaja en la expansión de la vía interoceánica un financiamiento conjunto para evitar un alto en las obras, pero los constructores pidieron un adelanto de 400 millones de dólares en una disputa por costos adicionales imprevistos.

El consorcio GUPC, formado por la española Sacyr, la italiana Impregilo, la empresa belga Jan de Nul y la panameña Constructora Urbana, quiere que la ACP cubra unos 1,600 millones de dólares en costos adicionales a su contrato, o amenaza con detener las obras el 20 de enero.

"El Canal de Panamá no puede ver esta obra parada", dijo el jefe de la ACP, Jorge Quijano.

Para salir del apuro, la ACP propuso que ambas partes aporten 100 millones de dólares como garantía para continuar con los trabajos en uno de los mayores corredores comerciales del mundo, un punto que fue aceptado por el consorcio, mientras buscan una solución de fondo al multimillonario reclamo.

Pero el consorcio además exigió un anticipo de 400 millones de dólares y reclamó que se extienda la moratoria sobre el pago de adelantos por 784 millones de dólares ya concedidos por la Autoridad del Canal, hasta que termine el proceso de arbitraje por el total de los supuestos costos geológicos imprevistos.

"GUPC (...) se ha comprometido a inyectar 100 millones y ha solicitado a la ACP un anticipo de 400 millones", dijo el consorcio en un comunicado.

La ACP todavía no se pronuncia sobre esta contrapropuesta.

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^   Continuación...

 
El presidente ejecutivo de la firma española Sacyr, Manuel Manrique, en una reunión con la ministra de Fomento de España, Ana Pastor, en Ciudad de Panamá, ene 6 2014. La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y un consorcio liderado por la española Sacyr se reunirán el martes en busca de zanjar una disputa por millonarios costos adicionales en la ampliación de la vía marítima, un tropiezo que amenaza con demorar las obras. REUTERS/ Carlos Jasso