Yellen consigue aprobación final del Senado de EEUU para presidir la Fed

lunes 6 de enero de 2014 20:46 GYT
 

Por Thomas Ferraro y Richard Cowan

WASHINGTON (Reuters) - Janet Yellen, una fuerza clave detrás de los esfuerzos sin precedentes de la Reserva Federal para impulsar a la economía de Estados Unidos, fue confirmada el lunes por el Senado para presidir el banco central, justo en momentos en que el organismo inicia la reducción de sus estímulos monetarios.

Cuando reemplace a Ben Bernanke, cuyo segundo periodo de cuatro años como jefe de la Fed expira el 31 de enero, Yellen se convertirá en la primera mujer en dirigir al banco central en sus 100 años de historia y una de las pocas en encabezar un banco central en el mundo.

Actualmente, Yellen se desempeña como vicepresidenta de la Fed.

La votación fue de 56 a 26 en favor de la aprobación. Yellen obtuvo un sólido respaldo de los demócratas, a los que se sumaron 11 republicanos.

Todos los votos en contra correspondieron a republicanos -una señal de la incomodidad que sienten frente a las políticas poco convencionales del banco central de Estados Unidos y de las divisiones partidistas en el Senado frente a cualquier propuesta del presidente Barack Obama.

"Con la confirmación bipartidista de Janet Yellen como la nueva presidenta la Reserva Federal, el pueblo estadounidense tendrá a una fiera defensora que entiende que la meta final de las políticas económicas y financieras es mejorar las vidas, empleos y el nivel de vida de los trabajadores estadounidenses y sus familias", dijo Obama en un comunicado.

La Fed recortó las tasas de interés a un día a cerca de cero en diciembre del 2008 y ha cuadruplicado su hoja de balance a más de 4 billones de dólares a través de una serie de enormes programas de compras de bonos para presionar a la baja los costos del endeudamiento a largo plazo.

Yellen, de 67 años, pasó años defendiendo los esfuerzos, argumentando tanto como vicepresidenta del banco central como anteriormente siendo jefa de la Fed de San Francisco que reducirían los costos del endeudamiento y apuntalaría la contratación y el crecimiento económico.   Continuación...