ANALISIS-Señales de escasez de efectivo plantean dilema a banco central de China

martes 7 de enero de 2014 16:20 GYT
 

Por Kevin Yao

PEKIN (Reuters) - El banco central de China parece decidido a arriesgarse a otra crisis de crédito a fines de enero, sólo un mes después de la última contracción en el mercado, porque responsables políticos están en una ofensiva contra el financiamiento no regulado y los préstamos bancarios riesgosos.

El Banco del Pueblo de China (PBOC, por su sigla en inglés) está haciendo malabarismos para mantener el rumbo del crecimiento económico, mientras trata al mismo tiempo de evitar una crisis financiera inducida por deudas.

Las contracciones periódicas de efectivo y dificultades de los bancos para conseguir nuevos fondos ilustran el dilema político que enfrenta el PBOC en 2014, en momentos en que impulsa reformas financieras para ayudar a equilibrar a la segunda economía más grande del mundo en una transición desde un modelo dependiente de inversiones y exportaciones, que fue el motor de su rápido crecimiento.

En junio y diciembre hubo fuertes alzas de las tasas de interés a las que los bancos se prestan dinero entre sí, lo que mostró la determinación del PBOC para reducir los niveles de endeudamiento. Sin embargo, debe tratar de hacerlo sin que el crédito se frene repentinamente y dañe el crecimiento.

"Es difícil para el banco central implementar una política monetaria", dijo Liang Youcai, economista del Centro Estatal de Información, el principal grupo gubernamental de investigaciones en Pekín.

"La política monetaria podría ser levemente más restrictiva en 2014, pero el banco central tiene que considerar el impacto sobre la economía real", remarcó.

La demanda de efectivo es más fuerte cerca del final de cada trimestre, ya que los bancos se apresuran para cumplir con exigencias normativas y cancelar productos financieros próximos a su vencimiento, factor que generó ambos episodios en 2013.

Analistas dicen que los problemas estacionales de liquidez en los mercados monetarios podrían reaparecer cuando la demanda de efectivo de firmas y depositantes aumente de cara a los feriados por el Año Nuevo Lunar a fines de enero.   Continuación...