9 de enero de 2014 / 18:50 / hace 4 años

Señales de alivio que ofrece Draghi golpean al euro y reducen tasas en mercado monetario

3 MIN. DE LECTURA

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, durante la conferencia de prensa mensual del organismo en Fráncfort, ene 9 2014. Las tasas en el mercado monetario de la zona euro cayeron el jueves y la moneda única se debilitó, después que el jefe del Banco Central Europeo ofreció su mensaje más claro hasta ahora sobre las condiciones que podrían llevar a un mayor alivio monetario.Ralph Orlowski

Por Marius y Zaharia y Patrick y Graham

LONDRES (Reuters) - Las tasas en el mercado monetario de la zona euro cayeron el jueves y la moneda única se debilitó, después que el jefe del Banco Central Europeo ofreció su mensaje más claro hasta ahora sobre las condiciones que podrían llevar a un mayor alivio monetario.

El presidente del organismo, Mario Draghi, definió dos situaciones que podrían disparar nuevas medidas, al afirmar que el BCE buscará combatir una mayor desaceleración de la inflación o un aumento indeseable de las tasas de interés en el mercado monetario.

Su orientación más específica de medidas futuras se conoció después que la inflación se desaceleró al 0,8 por ciento en diciembre, lejos de la meta del BCE de una inflación cercana al 2 por ciento, y en medio de señales de que una recuperación del crecimiento y una caída del exceso de los niveles de efectivo en el sector bancario han comenzado a presionar al alza las tasas de interés de corto plazo.

El BCE quiere evitar un alza en las tasas del mercado monetario -las tasas a las cuales los bancos se prestan entre sí y que establecen las bases del costo del crédito en la economía- ya que tal situación endurecería de hecho las condiciones monetarias, limitando el potencial del crecimiento económico y presionando a la inflación a niveles más bajos.

"Este es un lenguaje audaz del BCE y sugiere que el banco busca hacer su trabajo", dijo Kathleen Brooks, jefa de investigación de Forex.com. "Los lentes color rosa han sido tirados a la basura y Draghi y compañía no se moverán de su curso de prudencia, incluso pese a que ha habido nuevas señales de que el bloque monetario retorna al crecimiento".

El euro tocó un mínimo de cinco semanas de 1,3548 dólares y, contra la libra esterlina, el mayor descenso en un año de 82,30 peniques como reacción a los comentarios de Draghi.

Posteriormente el euro recuperó algo de terreno pero muchos analistas dicen que las divergencias en las perspectivas de política entre las dos mayores economías del mundo pesarán fuertemente este año sobre la moneda única.

Las tasas de los mercados monetarios implicaron que los futuros del Euribor para el 2014 y el 2015 cayeran hasta tres puntos básicos mientras que los rendimientos de los bonos alemanes a dos años perdieron 2,6 puntos básicos al 0,21 por ciento antes de recuperarse levemente.

Los rendimientos del Bund alemán, referencial del costo del préstamo a largo plazo en la zona euro, no se vieron muy afectados por las declaraciones de Draghi.

Draghi también trató de minimizar la relación entre los mercados financieros y el exceso de liquidez, que es el dinero que tienen los bancos por encima de lo que necesitan para sus operaciones diarias.

Analistas dicen que al haber menos liquidez en el sistema, es más probable que los bancos necesiten pedir prestado efectivo a otros bancos, colocando presiones alcistas en las tasas del mercado monetario.

Traducido por Luis Azuaje, editado por Gabriela Donoso

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below