Recorte de estímulo en diciembre sorprendió a mayoría de operadores: sondeo Fed NY

jueves 9 de enero de 2014 18:15 GYT
 

Por Karen Brettell

NUEVA YORK (Reuters) - Pocos operadores esperaban que la Reserva Federal decidiera recortar su masivo programa de estímulo monetario en diciembre, después que el banco central estadounidense sorprendió a muchos inversionistas al mantener sin cambios el ritmo de compras en septiembre, mostró el jueves un sondeo de la Fed de Nueva York.

El sondeo, realizado antes de la reunión de la Fed del 17 y 18 de diciembre, cuando redujo sus compras mensuales de bonos del Tesoro y activos respaldados por hipotecas en 10.000 millones de dólares a 75.000 millones de dólares a partir de enero, mostró que sólo un 25 por ciento de los operadores primarios esperaba que la Fed recortara sus compras de bonos el mes pasado, y sólo un 18 por ciento esperaba una reducción en los activos hipotecarios.

Eso fue menos que el 58 por ciento de los consultados que esperaban que la Fed recortara sus compras de bonos en septiembre, y que el 52 por ciento que esperaban también una reducción de compras de los activos respaldados por hipotecas.

La decisión de la Fed de mantener sin cambios el programa de compras en septiembre sorprendió a varios inversionistas y operadores. Algunos reclamaron que la decisión los dejó sin capacidad de leer adecuadamente las intenciones del banco central y confiar en su estrategia de comunicaciones.

Varios operadores asumieron pérdidas luego de que los rendimientos de las notas de referencia del Tesoro a 10 años subieran casi al doble, cerca de un 3 por ciento, en los cuatro meses y medio antes de la reunión de septiembre, luego de que unas declaraciones del presidente de la Fed, Ben Bernanke, en mayo, fueran interpretadas como una mayor probabilidad de recorte en las compras.

Los rendimientos volvieron a caer bajo el 2,50 por ciento cuando la Fed mantuvo las compras de bonos sin cambios, antes de volver a trepar cerca del 2,85 por ciento el 18 de diciembre, cuando la Fed anunció que empezaría a disminuir sus compras.

El temor de la Fed a cometer un error sobre el recorte de compras motivó su decisión en septiembre, cuando los mercados también estaban preocupados por la perspectiva de otra paralización del Gobierno estadounidense y el riesgo de un cese de pagos de la deuda, dijo Millan Mulraine, analista de TD Securities en Nueva York.

En diciembre, el contexto era "completamente opuesto", con un mayor impulso del crecimiento económico y claridad fiscal que le permitió a la Fed reducir las compras, dijo Mulraine.   Continuación...