Inflación de Brasil no se desacelera en el 2013 pese a alzas de tasas

viernes 10 de enero de 2014 13:54 GYT
 

Por Silvio Cascione

BRASILIA (Reuters) - La inflación en Brasil cerró el 2013 en un nivel más alto del previsto, frustrando las esperanzas del Gobierno de Dilma Rousseff de que una serie de alzas en las tasas de interés e incentivos fiscales para las industrias contengan la subida de los precios al consumidor.

El índice de referencia IPCA de los precios al consumidor de Brasil subió un 5,91 por ciento en doce meses a diciembre, informó el viernes el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística, incremento mayor al 5,77 por ciento registrado en los 12 meses a noviembre.

La cifra superó además los pronósticos de un alza de un 5,82 por ciento, según la mediana de las estimaciones en un sondeo de Reuters.

La elevada inflación representa un gran desafío para Rousseff, que planea competir por la reelección en octubre.

Si el Banco Central sube excesivamente las tasas podría provocar que la economía caiga en recesión. En caso contrario, las alzas de los precios podrían dañar la confianza del consumidor y aun despertar protestas populares como las del año pasado.

Analistas afirman que los problemas de la inflación aumentan los riesgos de que el Gobierno siga aplicando medidas extraordinarias que contengan los precios a expensas de las finanzas públicas.

Según el IBGE, en 2013 el impacto principal provino del segmento Alimentos y Bebidas, con un alza acumulada de un 8,48 por ciento y que por sí solo tuvo un impacto de más de un tercio sobre toda la subida del IPCA el año pasado.

"Pese a la cosecha récord, (...) el clima ha estado afectando los precios aquí, y afuera la demanda mundial está aumentando", dijo Eulina Nunes dos Santos, economista de la agencia de estadísticas estatal.   Continuación...

 
Buses en calle en el centro de Belo Horizonte, jun 25, 2013. La inflación en Brasil cerró 2013 en un nivel más alto del previsto, frustrando las esperanzas del Gobierno de Dilma Rousseff de que una serie de alzas en las tasas de interés e incentivos fiscales para las industrias contengan la subida de los precios al consumidor. REUTERS/Ueslei Marcelino