Sacyr aportó garantías de $574 mln por Canal de Panamá, prevé retraso en obra

sábado 11 de enero de 2014 07:37 GYT
 

MADRID (Reuters) - En plena polémica por la ampliación del Canal de Panamá, la constructora Sacyr ha enviado un documento al regulador español en el que detalla los problemas encontrados en las obras en el país centroamericano e informa de que aportó garantías y fianzas por importe 574 millones de dólares.

En un documento de ocho páginas enviado a petición de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y no considerado hecho relevante pese a contener múltiples detalles de un conflicto que está afectando a la cotización de Sacyr, la constructora explica que los imprevistos encontrados en la obra supondrán un retraso mínimo de 220 días.

Sacyr lidera un consorcio con la italiana Salini Impregilio que está construyendo el tercer juego de esclusas de la ampliación del Canal de Panamá y mantiene un duro enfrentamiento con la Autoridad del Canal (ACP), amenazando con paralizar los proyectos si el país centroamericano no asume unos sobrecostes que estima en 1.625 millones de dólares.

En el documento, Sacyr explica que ha aportado diversas fianzas y garantías por un importe de 573,9 millones de euros a 31 de diciembre de 2013, de los cuales 400 millones "están cubiertos con la Garantía de Cumplimiento de Obra".

Sacyr se ha apuntado en sus resultados de 2012 unos ingresos por 665 millones de dólares a cuenta de los sobrecostes previstos, tras haber adelantado el consorcio 280 millones de dólares para financiar estas dificultades técnicas.

La constructora española defiende que su actuación tanto en el concurso como en el desarrollo de la obra ha sido la correcta y que los sobrecostes responden a imprevistos o modificaciones de la obra solicitadas por la Autoridad del Canal de Panamá, que sin embargo rechaza sus reclamaciones de forma sistemática.

"Los sobrecostes que se reclaman se corresponden con situaciones que se presentaron tras el comienzo de la obra donde se comprobó la inexactitud de la información proporcionada al consorcio para ejecutar el proyecto, de ahí los problemas financieros, que se habrían presentado también para cualquiera de las otras ofertas presentadas al concurso", explicó Sacyr en su nota.

"La ACP niega sistemáticamente todas ellas en primera instancia, tras un periodo de análisis que sirve para consumir tiempo", asevera.

Sacyr asegura que la ACP realizó una auditoría con expertos internacionales sobre los sobrecostes incurridos en la obra y "comprobó que los mismos son creibles, razonables, y acordes con el mercado, conforme a lo informado por GUPC".   Continuación...